Posts etiquetados ‘Yo’

Me apasiona

Publicado: noviembre 30, 2010 en Catalina
Etiquetas:, , , , , , , , ,
  • Vivir
  • Amar
  • Bailar
  • Reír
  • Caminar
  • Caminar por el centro de Medellín
  • Caminar por el campo
  • Salir en bici
  • Correr
  • (más…)

Eres…

Publicado: junio 21, 2010 en Catalina
Etiquetas:, , , , , , ,

Un domingo por la tarde, recorriendo la vía Las Palmas en busca del oriente antioqueño, arrancándole un descansito al fin de semana, huyendo del tedio, él llamó y dijo: ¿Cómo hiciste para que Café Tacuba te escribiera Eres?

El amor y yo

Publicado: abril 14, 2010 en Catalina
Etiquetas:, , , , , ,

Estas son mis máximas sobre el amor:

1. El amor siempre va a doler.

2. Uno siempre olvida.

3. Uno siempre vuelve a enamorarse.

Miles de ideas, frases, palabras, sentimientos, sueños, perversiones, dan vueltas a mi cabeza. Me atacan montones de pensamientos en todo momento y no tengo tiempo para dejar algo acá en el blog. Tengo que… tengo que… tengo que… me repito todo el tiempo… Esta semana será terrible pero trataré, aunque deba acostarme más tarde, de escribir cada uno de los posts que tengo atrapados en la cabeza… y en el corazón.

Bastante perdida

Publicado: abril 22, 2009 en Catalina
Etiquetas:, , , , , , , , , , , ,

No es que haya estado celebrando desde el primero de abril y apenas esté de regreso. La verdad es que yo celebro todos los días así que el cumpleaños sólo tiene un poco más de excesos.

Todavía sin ganas de escribir. Como siempre, mil cosas en la cabeza. Las palabras se me salen todo el tiempo pero me niego a sentarme a escribirlas. Podría hacerlo en este momento pero no me dan ganas.

Este abril ha sido especial y extraño. Muchos cambios, muchas noticias, muchas decisiones radicales. Me quité más de la mitad del cabello —ya lo verán—, volví a patinar, volví a montar bici, el flamenco y el jazz se complican cada vez más —pero lo hago bien—, cada día tengo más trabajo y más responsabilidades, el amor es una cosa loca y hasta la vida corre peligro.

Bueh, ahí voy…

Pd.. Ah, y hasta el 30, seguiré siendo la chica abril de La Boa.

Hoy me siento como en la canción Naive Song de Mirwais. Salgo a la calle y soy consciente de la multiplicidad de contrastes. Al final me doy cuenta de todos los que hay en mí. Podría decir que soy feliz, muy feliz, pero en el fondo siempre hay latente una tristeza. Como un espacio vacío que la melancolía encuentra perfecto para ocupar. Y vuelvo a sentirme alegre y de nuevo aparece la tristeza.

Dicen que ésta es necesaria para valorar la felicidad. Puede ser cierto. A mí los dos sentimientos me hacen sentir viva. Una carcajada y un llanto hacen vibrar mi humanidad. Pero la tristeza es tristeza y siempre deja esa sensación de desconsuelo en el alma.

Es extraño, no tengo motivos para estar triste, pero lo estoy. Tengo muchos motivos para estar contenta, pero esa rara sensación en mi alma los opaca.

Los dejo con Naive Song de Mirwais.

Asomada desde el balcón de uno de los edificios más altos del centro me entretengo viendo este pedazo de ciudad que no se detiene. Unos carros paran ante el semáforo en rojo y otros arrancan al encenderse la verde. Muchos de ellos ni atienden la señal y por eso sus movimientos siempre son ajenos a lo que debería ser. A veces quedan todos atrapados en un cruce, víctimas del desespero y el desacato, entonces aparece el ruido. Es la constante, pero a las 5:30 p. m. sube y sube hasta que ya no se puede soportar.

(más…)