Posts etiquetados ‘Literatura’

Carta a D. Historia de un amor

Publicado: septiembre 1, 2014 en Literatura
Etiquetas:, , ,

Hace varios años, en la última hora, del último día de la Fiesta del Libro, ese momento en que uno mira con nostalgia alrededor y ve que todo empieza a recogerse, estaba sentada en el café del teatro al aire libre conversando con las amigas y comparando, como si fueran laminitas de álbum, los libros que habíamos comprado. (más…)

Hace unas semanas encontré en twitter la cuenta @retoliterario que, como ellos mismos lo expresan en su biografía, es una iniciativa que busca incentivar la lectura entre los colombianos. Su objetivo es que en el 2012 cada colombiano lea cuarenta libros.

Bonita y, sobre todo, difícil tarea en la que se han puesto.

No estoy segura de la cifra, pero creo que en Colombia el promedio de lectura es un libro y medio al año. Supongo que esa cifra está dada por todas las personas que leen mucho más que eso y que, en realidad, la gran mayoría de colombianos no se acercan un libro en todo el año ni siquiera para cambiarlo de un sitio a otro.

(más…)

No acostumbro reproducir textos de otros en el blog, pero creo que a veces es refrescante, para mí y para quienes pasen por acá. Además, ante la inconstancia de mis escritos y la falta de inspiración, qué mejor que traer otras letras, sin duda mejores, que moverán un poco este espacio mientras yo vuelvo a la disciplina de escribir sobre todo lo que me inquieta. Y cada día hay más cosas que me inquietan, qué vaina.

Hoy, un poema de Raúl Gómez Jattin que me regalaron hace un tiempo y que recordé al ver una fotografía del poeta esta mañana:

Tres en una

Va Catalina

Viene Catalina

Llegó Catalina

Junto a mi pecho como un gorrión

Como una hermana una abuela o una amiga

Su melena calienta mi corazón

No quiero que se vaya

Si es tan tierna

Si parece que tuviera en vez de huesos

plumas

En vez de voz puro aliento

En vez de amistad un pleno amor

Catalina vale un millón de besos en poemas

Catalina es un corazón de viento

y el viento quisiera serlo yo.

Hace unas semanas me regalaron Desde el jardín, de Jerzy Kosinski. La edición es bastante sencilla, seguramente yo, que a veces —casi siempre— compro libros dejándome llevar por el diseño, no le hubiera prestado mucha atención en la librería. Dos cosas me llamaron la atención inicialmente, en la contraportada había una frase de Luis Buñuel: “quizás el libro que más me ha impresionado”; mejor recomendación no podía tener. La segunda fue la dedicatoria del libro, casualmente, como si conectara a la persona que me lo regaló y a mí con la obra, decía: Para Katherina v. F. quien me enseñó que el amor es algo más que el anhelo de estar juntos.

(más…)

“Encontrad al hombre que me asesinó y os contaré todo lo que hay en el otro mundo”.

Teniendo en cuenta mi fascinación por el color rojo, no podía pasar de largo la obra de Orhan Pamuk. Hace rato tenía deseos de leerla pero sólo hasta la Fiesta del Libro y la Cultura del año pasado compré el libro. Y estuvo ahí en la biblioteca unos meses; esperando junto a otros poder ser el siguiente. Pero Me llamo Rojo es un libro que sabe esperar, es un libro que conoce la paciencia.

En la Estambul del siglo XVI un ilustrador es asesinado, su voz y la de todas las personas y objetos alrededor de su muerte, relatan los acontecimientos hasta descubrirse al asesino.

(más…)

En defensa de la eñe

Publicado: noviembre 17, 2010 en Literatura
Etiquetas:, , , , , ,

Desde hace un tiempo un amigo me ha insistido con la idea de hacer algo para defender la eñe y tiene mucha razón porque defender la letra que identifica nuestro idioma significa, en últimas, defenderlo y promover su uso correcto.

No es una postura cerrada ante las nuevas palabras o los términos que la tecnología y la misma globalización incluyen en el habla cotidiana, pero sí lo es de respeto y valoración hacia un idioma muy rico en su contenido léxico y que es el tercero más hablado en el mundo.

(más…)

Hace un rato, mientras me bañaba, sentía mucho miedo. Cada ruido en la casa me producía un inmenso pavor. Más aún, cada silencio erizaba mi piel al extremo. Era aterrador cada momento en que debía cerrar los ojos, se me hacían eternos y sólo pensaba en abrirlos aunque se me irritaran por el champú. Me arrepentía de no haberme bañado mientras mis padres estaban. Pensaba en si habían cerrado bien la puerta al salir. Quería terminar lo más pronto posible esa ducha, pero al tiempo temía abrir la puerta del baño y encontrar rastros de Hyde en el apartamento.

(más…)