Posts etiquetados ‘cosa loca’

En las últimas semanas me pasa mucho que me quedo suspendida. Estoy concentrada haciendo algo y, de repente, me desconecto por completo. Rato después vuelvo a la realidad. A veces sigo en lo que estaba como si nada hubiera pasado, y otras sí me quedo pensando si alguien habrá notado que llevaba mucho tiempo sin prestar atención a nada.

(más…)

Anuncios

…I’m just a girl, standing in front of a boy, asking him to love her.

She – Elvis Costello

Esta mañana cuando desperté sentí en mi cuerpo todo el trabajo de esta semana… y lo que falta aún. Por más que quería quedarme en la casa no podía, así que me llené de ánimos y salí para el trabajo.

La primera canción en el reproductor fue El mareo de Bajofondo con Gustavo Cerati. A partir de ese momento se quedó pegada a mi cabeza y dudo que deje de tararearla en todo el día. Esta canción me encanta, siento que me libera, me da energía y me invita a salir a caminar y estar lista para encontrar lo que haya que encontrar.

(más…)

Bastante perdida

Publicado: abril 22, 2009 en Catalina
Etiquetas:, , , , , , , , , , , ,

No es que haya estado celebrando desde el primero de abril y apenas esté de regreso. La verdad es que yo celebro todos los días así que el cumpleaños sólo tiene un poco más de excesos.

Todavía sin ganas de escribir. Como siempre, mil cosas en la cabeza. Las palabras se me salen todo el tiempo pero me niego a sentarme a escribirlas. Podría hacerlo en este momento pero no me dan ganas.

Este abril ha sido especial y extraño. Muchos cambios, muchas noticias, muchas decisiones radicales. Me quité más de la mitad del cabello —ya lo verán—, volví a patinar, volví a montar bici, el flamenco y el jazz se complican cada vez más —pero lo hago bien—, cada día tengo más trabajo y más responsabilidades, el amor es una cosa loca y hasta la vida corre peligro.

Bueh, ahí voy…

Pd.. Ah, y hasta el 30, seguiré siendo la chica abril de La Boa.

Hoy me siento como en la canción Naive Song de Mirwais. Salgo a la calle y soy consciente de la multiplicidad de contrastes. Al final me doy cuenta de todos los que hay en mí. Podría decir que soy feliz, muy feliz, pero en el fondo siempre hay latente una tristeza. Como un espacio vacío que la melancolía encuentra perfecto para ocupar. Y vuelvo a sentirme alegre y de nuevo aparece la tristeza.

Dicen que ésta es necesaria para valorar la felicidad. Puede ser cierto. A mí los dos sentimientos me hacen sentir viva. Una carcajada y un llanto hacen vibrar mi humanidad. Pero la tristeza es tristeza y siempre deja esa sensación de desconsuelo en el alma.

Es extraño, no tengo motivos para estar triste, pero lo estoy. Tengo muchos motivos para estar contenta, pero esa rara sensación en mi alma los opaca.

Los dejo con Naive Song de Mirwais.

Esta es una noche de viernes especial. En vez de estar en La Boa, sumergida en una copa de tequila; o en El Eslabón, bailando hasta reventar; o en El Guanábano riéndome con La Mona al ritmo del mejor rock n’ roll; estoy en mi casa dispuesta a dormir más de diez horas y descansar lo que en dos semanas no he podido. Sin embargo, antes de dormir quiero una dosis de Guns n’ Roses…

Sweet child o’ mine, Patience, Paradise city, Knockin’ on heaven’s door, November rain, Welcome to the jungle, You could be mine, Civil war, Don’t cry… Son las mismas de siempre, pero también las que más me mueven los sentimientos, y eso es justo lo que necesito esta noche… y dormir.

Talk to me softly
there’s something in your eyes
Don’t hang your head in sorrow
and please don’t cry
I know how you feel inside I’ve
I’ve been there before
Somethin’s changin’ inside you
and don’t you know
Don’t you cry tonight
I still love you baby…

…que anda dando vueltas…