Posts etiquetados ‘café’

Apreciado Gérard,

Calixto y yo, argentino y colombiana, nos conocimos a finales de 2007 gracias al intercambio de comentarios entre su blog y el mío. Desde entonces una gran amistad surgió entre nosotros a pesar de la distancia por estar cada uno en un extremo de Suramérica. En medio de una de nuestras largas conversaciones surgió usted, Gérard, y nos sorprendió compartir la misma admiración y respeto hacia el mejor actor. Sin duda, usted es único, es el mejor. No es algo nuevo y como nosotros habrá muchas personas en el mundo que sientan igual, pero Calixto y yo nos atrevemos a dudarlo, él y yo realmente le queremos con todo nuestro corazón.

(más…)

Qué día tan hermoso: lluvia, frío, cielo nublado, sonrisas —muchas sonrisas—, música, café por montones, paraguas, bufanda, guantes, abrigo…

Son las 12:24 a. m., hago una pausa en mi trabajo para escribir estas líneas y escuchar la lluvia que sigue cayendo. Vuelvo a sonreír, ¡ha llegado el invierno!

El sol

Publicado: junio 7, 2008 en Natural
Etiquetas:, , , , , , ,

Esta mañana salí a las 6:45 de mi casa. Ha sido la constante los últimos sábados. Aunque para muchos madrugar es un tormento, para mí ¾sobre todo en días como hoy¾ es algo que disfruto. La mañana es el momento ideal para llenarse de energías y salir a saludar el mundo. Incluso me gusta despertar cuando aún está obscuro y ver poco a poco cómo el sol empieza a salir.

(más…)

Caminar

Publicado: mayo 26, 2008 en Catalina, Natural
Etiquetas:, , , , , , , ,

Esta tarde, después de una mañana que se fue rápido por levantarme muy tarde, salí a caminar. El cielo estaba despejado, el sol maravilloso y el clima perfecto para pasear un ratico. De lunes a viernes hay mucha gente en las calles de mi barrio, en cambio los domingos la mayoría se esfuman y el espacio queda libre para caminar.

(más…)

Café

Publicado: febrero 26, 2008 en Catalina, Natural
Etiquetas:, , , ,

Creo que podría renunciar a cualquier vicio en la vida menos a uno: el café. El sabor, el aroma, el color, todo es para mí una adicción. He contado días en que me tomo hasta ocho tazas y sé que podría llegar a más. Sola, acompañada, en casa, en la calle, en la oficina, de mañana, de noche, con lluvia, con sol… como sea, disfrutar de un café es, para mí, un momento sublime.

(más…)

Abro los ojos y escucho la lluvia caer. Toca mi ventana y me anuncia un día frío y gris, de esos que tanto me gustan. Hace días no llovía y el verano me estaba enloqueciendo. Me pongo algo abrigado, salgo a la calle, la ciudad está empapada, la gente corre y los conductores se enfadan. Miro hacia el cielo y doy gracias a Dios por un día tan hermoso, abro mi paraguas rojo y empiezo a caminar.

(más…)