El bluejean sin bolsillos

Publicado: enero 6, 2014 en Sin categoría
Etiquetas:, , , , ,

Aunque me vean mucho pasearme por redes sociales como Twitter, no siempre estoy muy enterada de los temas top en estas. Debido a eso, solo hasta hace poco me enteré del odio declarado al bluejean sin bolsillos atrás. Y supe, además, que es una nueva forma de rechazo, marginación o descrédito.

Aunque a mí tampoco me parece el mejor exponente de la estética, nunca le había parado tantas bolas como ahora. Luego de conocer el desprecio hacia esta prenda, se multiplicaron por miles y los veo en todas partes. Sí, en todo Medellín, en el estrato 1 y en el 6. Y por el hecho de que no me gusten y no me parezcan estéticos, quizás tenga el derecho de expresarme negativamente de estos y hasta de quiénes los usan, ¿pero qué sentido tiene? ¿Qué placer podemos encontrar en burlarnos de alguien por usar cierta prenda? ¿Esas no son costumbres que se dejan atrás en la adolescencia?

Como las mujeres que usan el jean sin bolsillo están por todos lados, me he dedicado a observarlas. No hay nada de científico en esto, no es ninguna investigación juiciosa. Es solo observación.

He notado que este jean tiene otras características, desgastes no muy bien logrados —para mi gusto—. A veces esa decoloración se ubica estratégicamente donde irían los bolsillos y llegar a der de tono azul hielo, otro color odiado por ciertas élites fashionistas. Para finalizar mi humilde observación de la prenda, he notado que a veces el diseño se complementa con piedras brillantes o taches.

Ahora, quién lleva un jean sin bolsillo. En la mayoría de casos que vi, son mujeres de clase media-baja, lo noto en el resto de su atuendo, en el cabello, en la forma de hablar. Personas sencillas que comparten un gusto por una prensa que se ofrece en masa en los almacenes de Medellín y que por allá en El Hueco sí que abundan. Pero, como lo dije al principio, también se ve en mujeres de mejor capacidad adquisitiva. Claro está, es el mismo jean, sin bolsillos, pero con una elaboración más minuciosa que se nota en los colores, las aplicaciones, los desgastes y la marca que lo respalda.

Sin embargo, lo que sí fue común en mi tarea observadora, es que la mayoría de estas mujeres tenían un buen trasero, de esos que se permiten llevar un jean sin bolsillos y que sea notoria la redondez de las nalgas. Sigue sin parecerme bonito el dichoso pantalón, pero ellas, con sus dotes —naturales o no—, pueden llevarlo con la frente —o la cola— en alto y no tengo que decirle a nadie por dónde creerían que podemos meternos nuestros comentarios clasistas, burlones y descalificadores sobre su manera de vestir.

El asunto es que no importa quién lo use, lo bueno es que lo puede hacer, aunque le quede mal. No voy a negar que sufro del complejo de fashion police y quisiera ayudar a más de una persona que no tiene quién le diga lo mal vestida que está o lo poco o nada bien que le queda algo. Pero no es mi problema. Y es bueno que en un país donde tantas libertades nos son coartadas, al menos uno pueda vertirse como le dé la gana. Está bien que no nos guste, es también una libertad, pero hay tantas cosas de qué ocuparnos como para desgastarnos en un simple bluejean al que no le pusieron bolsillos. Creo que a veces es más fácil elegir burlarse de los demás, porque encargarnos de transformar su realidad sí que nos costaría.

Para terminar, debo confesar que alguna vez tuve jeans sin bolsillos. Eran muy lindos, muy bien diseñados. ¿Por qué los usé? Es una historia que contaré algún día en el blog de Catalina Palmer. El asunto es que no me convenía usarlos, no porque me hicieran ver ordinaria, simplemente, y es evidente, mi cola no está hecha para semejante reto.

Anuncios
comentarios
  1. Danilo dice:

    En Bogotá es igual, “guisas” las llaman. He visto que da para charlas apasionadas en las que los participantes hacen grandes esfuerzos por demostrar su rechazo al jean sin bolsillos y en general a cualquier manifestación de mal gusto, “guisada” o “ñerada”. En general, me parece a mí, hay mucho miedo a parecer pobre. Qué güevonada, ¿no?

    Hace muchos años viajé a Europa y vi mucha vieja con jean sin bolsillos. Me pregunto si allá también es una “guisada” o si les vale tres tiras lo que piensen los demás.

    Saludos.

  2. Carla dice:

    Pues a mi el jean que mejor me queda es sin bolsillo atrás, lo tengo demostrado, me he probado jeans con bolsillos detodas las formas, bolsillos altos, bolsillos caídos, rectos, grandes, inclinados y la cola como decis vosotros me lo hace feo, no es que tengan un precioso trasero, pero gana muchísimo más que con bolsillos. El jean boyfriend es una prenda odiada por la masa, que no beneficia a ninguna silueta y en cambio a las fashionistas les encanta o es una prenda que la han llevado famosos. los jeans sin bolsillos atrás no hacen tan mala figura como los boyfriend desde luego, ni punto de comparación. pero creo que ese odio a este jean sin bolsillos lo achacáis a las mujeres de mal gusto vistiendo o chabacanas y repudiais la prenda. A la prenda le agregáis demasiada connotación social negativa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s