La ciudad que se deja caminar

Publicado: agosto 18, 2011 en Catalina, Urbe
Etiquetas:, , , , , , , , ,

Cuando uno crece en un barrio como Aranjuez, como muchos otros de la ciudad, de igual o menor estrato, eso de caminar, eso del andén, es un privilegio y es algo que no muchos alcanzarán a conocer o a disfrutar. Nuestras casas, hechas con el afán de ese sueño de poseer algo, porque tenerla no es riqueza pero no tenerla es pobreza, poco o nada eran muestra de la planeación urbana. La casa se construía donde era posible, con permiso o no de la administración, pero se construía pensando sólo en ese sueño particular, un patrimonio familiar. Igual que las casas, se improvisaba el andén, que incluso muchos años pensamos que era nuestro, porque eso de espacio público era otro asunto desconocido. Así, nuestros andenes obedecían a nuestra necesidad particular: de baldosines rojos, con rampas para el carro o la moto, en tierra, con jardín, a un nivel distinto de la calzada, sin andén… por eso, cuando salíamos del barrio, o caminábamos por donde no se podía o aprendíamos por dónde era, ya fuera con paciencia o con uno que otro empujón o mirada sancionadora.

En el barrio caminábamos por la calle, porque los andenes no eran continuos, eran muy estrechos, estaban ocupados o simplemente no había andén. También caminábamos por la calle porque en el andén alguien nos podía acorralar para robarnos, “los muchachos” lo tenían tomado y al pasar podría uno ser objeto de burlas o comentarios soeces, algún demente podría intentar tocarte o enseñarte sus genitales… cualquier situación incómoda que al caminar por la calle se podría mitigar. Y eso que no siempre.

Recuerdo mucho el recorrido que hacía cada mañana para ir desde San Cayetano hasta la Escuela Esteban Jaramillo. Debía subir por una de las pendientes más altas del barrio, la de la 88 entre las calles 50 y 50AA. En los años que la recorrí para ir a la escuela y otros tantos para ir a la casa de mi abuela en la 49, puedo contar en mi mano las veces que subí por el andén. Y aunque lo hubiera querido hacer no hubiera sido posible, por lo mismo que relaté anteriormente. De hecho fue en esta calle donde, estando muy chiquita y sola, un tipo se sacó el pene y me dejó un trauma que casi no supero y que me llevó a hacer, por un buen tiempo, otro recorrido, más largo, para no tener que pasar por ahí.

Cuando llegó Sergio Fajardo a la Alcaldía de Medellín el panorama cambió. Cuando vuelvo a caminar por Aranjuez veo cambios maravillosos en esos andenes que conocí en mi infancia. Y así ha pasado en muchos barrios de Medellín donde el andén ha dejado de ser carreta para volverse tangible. Sin embargo, hoy nos quedan muchos andenes que no se pueden caminar, y aún así nos preguntamos por qué a la gente le cuesta tanto transitar por los que hay y que son tan amplios en el centro o en cualquier zona donde ya se hayan intervenido. Es simple, no hacen parte de lo cotidiano, de la ciudad que aprenden cada día.

Yo quiero una ciudad para caminar de verdad y donde cualquiera pueda hacerlo. Con espacios físicamente adecuados y con garantías de seguridad. Una ciudad donde una niña de ocho años, como yo en aquella época, pueda caminar sola, por el andén, tranquila y sin miedo hacia la escuela, hacia donde quiera. La ciudad de los niños, como dice Francesco Tonucci.

Esa es una de mis propuestas para el próximo alcalde de Medellín. Continuar con una política de espacio público para recorrer, disfrutar y aprender la ciudad desde sus calles. Muchos andenes, amplios andenes, para caminar.

comentarios
  1. moyaruro dice:

    Pobre tipa. Qué falta de clase. Creo que ni en la guerrilla te recibirían.

  2. moyaruro dice:

    Qué dirán tus admiradores? Esperemos a ver.
    Lo que sí reconozco es que tu blog es muy amigable, aunque detesto twitter y facebook.

  3. el_mirón dice:

    Hace mucho desde que publicas algo tan genial. Saludos.

  4. […] Actualizados : La ciudad que se deja caminar Más miseria Los que andamos en dos ruedas con el motor en las piernas Cada año más […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s