Mil pasados sin ningún futuro

Publicado: febrero 7, 2011 en Catalina, Cine
Etiquetas:, , , , , , , , ,

En varias oportunidades he comentado la poca simpatía que siento por la palabra “hubiera”. Desde conversaciones con mis amigos, entradas de mi blog o trinos en mi cuenta de twitter, he aprovechado para darle duro a la que considero la expresión más inútil del ser humano.

En varios libros que he leído y películas que he visto últimamente ha sido recurrente el tema de lo que hubiéramos hecho y no hicimos; de lo que pudo ser y no fue. Y así se nos va la vida. Las historias de los libros y el cine le dan vuelta una y otra vez a lo que dejamos de hacer o a lo que hubiéramos hecho de otra manera para que la realidad fuera otra y no esta que tenemos que vivir.

Un ejemplo de esos filmes es la película argentina El secreto de sus ojos, de Juan José Campanella. La cinta cuenta, a partir de un asesinato, los hubiera de la vida de Benjamín Espósito, un recién jubilado del juzgado penal. Todos los pendientes de su vida se van manifestando mientras trata de resolver el caso de la muerte de Liliana Coloto, una joven profesora recién casada con Ricardo Morales, empleado de un banco.

Entre muchas frases que me gustaron de la película, hubo dos que me engancharon profundamente por su relación con el hubiera. Ambas se las dijeron a Benjamín Espósito dos personajes del film. La primera se la dice Irene Menéndez Hastings, la abogada de la que estuvo enamorado los últimos veinticinco años: “Mi vida entera fue mirar para adelante, atrás no es mi jurisdicción. Me declaro incompetente”. La otra se la dijo Ricardo Morales: “No le dé más vueltas. Va a tener mil pasados sin ningún futuro. No piense más. Se va a quedar solo con recuerdos”.

Ambas frases nos hablan de vivir sin atormentarnos por lo que fue. Cerrar los capítulos. Vivir pensando en lo que tenemos hoy y al pasado darle olvido. ¿Pero qué tan pertinente será dejar todo atrás y sepultar incluso los pendientes para que no nos jodan más? ¿Será que no nos siguen machacando el corazón?

Por lo que uno ve en la historia de la película no es posible, hay que regresar, reconstruir, resolver y entonces sí ponerle punto final al asunto. Todos los personajes estaban tratando de hacerlo con cada una de sus historias.

Yo creo que el asunto está en poder discernir sobre ese pasado, sobre esos pendientes. Si valen la pena o no seguirlos esculcando, si es posible o no darles solución o si es mejor seguir adelante y no prestarles más atención. Lo difícil está en llegar a esa claridad, pero para eso es la vida, para resolverla.

La película es altamente recomendable. A pesar de ser medio obvia en los acontecimientos que narra, cuenta con una buena historia, excelentes actuaciones, diálogos contundentes y un humor muy fino que entretiene de principio a fin.

El secreto de sus ojos, Argentina, 2009. Dirección: Juan José Campanella. Guión: Eduardo Sacheri y Juan José Campanella. Producción: Tornasol Films, 100 Bares, Haddock Films. Música: Emilio Kauderer, Federico Jusid. Fotografía: Félix Monti. Diseño de producción: Marcelo Pont Vergés. Vestuario: Cecilia Monti. Maquillaje: Lucila Robirosa. Reparto: Ricardo Darín, Soledad Villamil, Guillermo Francella, Javier Godino y Pablo Rago.

Anuncios
comentarios
  1. Emily dice:

    Cata yo me vi hace tiempo la película y me pareció excelente, la historia maravillosa.
    A mí lo que más me cautivo de la historia fue el hecho de como las miradas y los gestos dicen tanto, como el caso de la fotografía que ahí citan que con tan sólo mirarla pudo descubrir quien fue el hombre que siempre anduvo detrás de Liliana Coloto.
    Es cierto tambien la relación que haces con los “hubiera”, a veces tanto nos falta de lo que quisieramos hacer o simplemente el paso de los años nos hace mirar atrás y recordar esas tantas cosas que hubieran podido pasar al hacerlas.
    La vida es así y tambien como en la película a la vida siempre le faltarán letras que nos permitan realizar lo que queremos.

  2. Danilo dice:

    Hola Catalina.

    Me gustó mucho la reflexión que haces: “hay que regresar, reconstruir, resolver y entonces sí ponerle punto final al asunto”; me parece mucho más acertado eso que jugar al hubiera; es muy difícil no caer en el “y si..tal cosa”.

    De otro lado, la película me encanta. Sandoval me hizo reír como pocos personajes, al igual que la ironía de Espósito es muchos de sus diálogos.

    Recomiendo “El hijo de la novia”; también de Campanella y con Darín. Puede llegar a ser dulce y predecible sin dejar de ser muy buena.
    Saludos.

  3. Interesante. Muy interesante. La peli es buena. Y explora según veo, lo que poco se hace por acá. La melancolía como hilo conductor de la trama. Además del sentido de novela policial o criminal.

    Y pues, lo de ir, volver, quedarse en el tiempo. Las cosas que fueron, las que nunca serán. Ahí está la cuestión.

    Buen día.

  4. Paper dice:

    Tanta razón tenés con el hubiera. Deberíamos sacar una estadística de cuanto tiempo perdemos en la vida pensando en los “si hubiera”… quizá nos sorprenderíamos mucho.

    La película me la ví antes y es demasiado buena, de hecho – ya que la mencionas – me la voy a volver a ver…

    Un Saludo !!

  5. mobtomas dice:

    El “Hubiera” sólo es válido en cuestiones gastronómicas. Ejemplo: “le hubieras puesto menos sal”, es algo oportuno para que la próxima vez los alimentos no sepan tan salados. Creo que es la única ocasión en que el hubiera es válido, y sí, coincido contigo. Saludos.

  6. nicafeliz dice:

    es dificil no comparar, es como soñar sin coexistir, sin respira, sin saber vivir. es mejor resistirse a la rutina y dejar los hubieras en el baúl, sin embargo con tantas posibilidades a la vuelta de la esquina esperando subir o bajar, deseando tomar decisiones pero dejando puertas abiertas por temor a que el frío atraviese el alma. los “hubiera” dejan que el tren siga marchando, la flor marchitando el día pasando y el “hubiera” viviendo por la bendita palabra que se estrello cuando estornudo y quiso decir, “hola”.

  7. Saludo esta reseña que se me había pasado por alto, Un saludo argentino a la saintterriense más colombiana de todas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s