A propósito de la solicitud de trasladar la estatua de Manuel del Socorro Rodríguez del Parque del Periodista a la Plaza de la Libertad, y que fue hecha por algunos personajes de la ciudad que al parecer nunca van al Parque y ni siquiera al centro; dice Zoila Isabel Carvajal, directora ejecutiva del Círculo de Periodistas y Comunicadores Sociales de Antioquia, Cipa, en la edición 124 de Centrópolis, que “la solicitud se hizo porque se cree que una estatua de un periodista no debe estar en un antro de viciosos. El parque se ha tratado de arreglar con tertulias y otras cosas pero ha sido muy difícil por la problemática social que allí hay, la estatua debe estar en un lugar más digno”.

Yo me pregunto:

1. ¿A cuántos periodistas y comunicadores sociales representa el Cipa?

2. ¿Cuántos periodistas y comunicadores sociales se identifican con la opinión del Cipa?

3. ¿Cuántos periodistas y comunicadores sociales saben realmente quién es Manuel del Socorro Rodríguez?

4. ¿Por qué llamar antro de viciosos a un lugar a donde voy constantemente y yo ni siquiera consumo drogas alucinógenas?

5. ¿La estatua de un periodista no debe estar en un antro de viciosos, pero la de los niños víctimas del ataque de la Policía sí?

6. ¿Han hablado los miembros del Cipa, el señor Humberto López y el Gobernador de Antioquia—proponentes del traslado—, con los periodistas y comunicadores sociales que frecuentan el centro y el Parque para conocer su opinión sobre semejante idea?

7. ¿Creen estos personajes que los periodistas se congregarán a adorar a don Manuel en la Plaza de la Libertad?

8. ¿Piensan estos personajes que la solución a los problemas es olvidándose de ellos?

9. ¿Creen que el Parque del Periodista dejará de llamarse así porque se lleven a don Manuel?

10. ¿Será posible que las plazas de vicio del centro se vayan detrás de la estatua para la Plaza de la Libertad, más aún estando ésta al lado de la Plaza Mayor?

11. ¿El verdadero problema es la estatua o el parque?

Yo les propongo que nos dejen a don Manuel y que hagan uno para ellos en su Plaza de la Libertad, y que lo disfruten con ese montón de periodistas asépticos y lagartos que sólo se preocupan por los asuntos de estética de una ciudad y se les olvida la razón social a la que los convoca el oficio periodístico.

comentarios
  1. Lucas Vásquez dice:

    Es que de gente así, como esa Doña Zoila, está lleno este planeta (Don Adolfo Hitler , Nerón y la madre Teresa de Calcuta tenían razón).

    ¿Cuántos periodistas y comunicadores van al parque a conseguir su baretico para fumarlo mientras dan una caminadita por los alrededores o una vueltecita a la manzana? (he visto a varios), ¿o a buscar algo de talco para la nariz y discretamente empolvársela en el baño del local en el cual se toman unos tragos?

    ¿Y en donde está esa tal Plaza De La Libertad?… ¡Ah, ya!, aún no existe pero quedará cerca de ese cruce de Díaz Granados con Amador. Ja! ¿Será que Doña Zoila cree que ese montón de papelitos que se ven tapizando las aceras son de bicarbonato que la gente de la calle compra para la indigestión?

    ¿No será que Doña Zoila es cocainómana, quizá hasta morfinómana?… porque “el ladrón juzga por su condición”

  2. Leonardo dice:

    ¡Muy gracioso! y ¡tan típico! Y ¿quién sabe si a don Manuel del Socorro no le gusta echarse su vicio diario? Claro que siempre es más fácil desplazar una estatua que mejorar la situación de las personas. Si es por eso que trasladen también las iglesias y las comisarías y la Casa de Nariño para empezar.
    PD en Tabogo, en el hermoso Parque de la Independencia (donde el vicio nunca ha faltado, como no faltan ni los enamorados ni el piquete del domingo ni los poetas) hay una estatua de Copérnico, al lado del Observatorio, mirando hacia el cielo, sólo que ya no puede verlo pues tiene las (también hermosas) Torres del Parque (sólo que a él no le interesa la obra de Salmona); a él sí que deberían moverlo o, por lo menos, ‘torcerlo’ un poquito, así podría seguir viendo los astros y descubriendo teorías.
    Me parecen muy buenas estas rabias tuyas, ojalá las lea hasta el Zipa!
    Un abrazo

  3. mobtomas dice:

    Leyendo tu blog me parece que lo que nos hermana a los Hispanoamericanos o Latinoamericanos es lo absurdo que llegamos a ser respecto a sociedades y gobiernos. Leo situaciones que he visto en México y que he oído de Argentina. Bueno, pero eso no significa que no seamos buenos, nomás no se nos da eso de la organización social ni el gobierno.

  4. Rud dice:

    Ciertas autoridades parecen no tener cerebro. Si les parece que un lugar ha dejado de ser “digno” para la escultura de un personaje, lo que deberían hacer sería limpiar y mejorar el lugar; además estar bien enterados de quiénes frecuentan el lugar para no incurrir en juicios a priori.
    Cordiales saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s