¡Ay mi trasero!

Publicado: noviembre 19, 2009 en Sociedad, Urbe
Etiquetas:, , , , , , , , , ,

Esta mañana pasé mucho tiempo sobre una motocicleta. Aproveché que mi hermano vino a visitarme y le pedí que me llevara a la oficina, luego a una cita en la Universidad de Antioquia, a la oficina nuevamente y luego a casa. El resultado, un dolor terrible en… no sé, creo que en la espalda, creo que en los riñones, creo que en el trasero.

Después de tanto rato en la moto, soportando cuanto hueco y resalto había en la ciudad, quedé preocupada por el estado de la espalda de los motociclistas. Ya antes me había preguntado si sus rodillas no sufrirían mucho por estar aguantando constantemente el peso de la moto al frenar. Hoy se sumó a eso el hecho de someter al rebote constante todo el organismo.

Puedo exagerar y quizás no tengo argumentos científicos para sustentar mis palabras, pero es posible que en este asunto no nos hayamos cuestionado lo suficiente y veamos las consecuencias cuando sea un problema enorme de salud pública y sea más difícil de solucionar.

A eso estamos acostumbrados, a no prevenir, a dejar que las cosas nos sorprendan. Conocemos la experiencia en países más adelantados y en lugar de empezar por la solución elegimos vivir nuevamente el proceso, padecer todo el problema y luego volvernos un ocho tratando de enmendar el error. Nos pasa en lo social, en temas de infraestructura, en jurisprudencia, en política, en todo. Nos encanta inventar el agua tibia.

Pobres motociclistas, además de padecer el estigma de ser los culpables de la accidentalidad y de ser uno de los actores más vulnerables en movilidad, ahora, según mis hipótesis, están en riesgo de padecer lesiones futuras en sus órganos o en la estructura ósea. Ojalá alguien pudiera estudiarlo y comprobarlo.

No sé, quizás estoy exagerando. Quizás sea mi reacción por el dolor tan mamoncito que tengo en la parte baja de la espalda. Quizás nada tenga que ver con la moto y sea mala postura al trabajar, dormir o ver televisión. Quizás estoy haciendo algo mal en clase. Quizás ya me están pesando los diez kilos que he subido este año.

Anuncios
comentarios
  1. Epi dice:

    Jajajajajajaja… pues sí que has tenido que acabar dolorida para escribir este post.

  2. barrenado dice:

    Diez kilos son muchos kilos, pero seguro que están bien repartidos.

  3. Emilia Lucia dice:

    Creo que toda postura constante trae consecuencias para el cuerpo, yo que paso horas sentada en la oficina frente al compu salgo tambien adolorida del cuello y la espalda, y no sólo creo sea en las motos, tambien en el carro manejando, soportando los trancones tambien trae miles de dolores, hasta de cabeza!!!
    Entonces Cata ahí si como la propaganda, toca tomar “doloran” jaja o si no hacerse un buen masaje en casa.

  4. Pal dice:

    Músculos de la espalda, eso es todo.
    A mi me pasó lo mismo un año por andar en trineo… que pena!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s