Sobre la fotografía

Publicado: octubre 27, 2009 en Literatura
Etiquetas:, , , ,

Quizás con el tiempo la gente aprenda a descargar más agresiones con cámaras y menos con armas, y el precio será un mundo aún más atragantado de imágenes. Susan Sontag.

La fotografía, como otros medios de comunicación u otras artes, nos ha dado la posibilidad de conocer el mundo sin tener que movernos de donde estamos. Sin embargo, a diferencia de otros medios y otras artes, la fotografía se convirtió en esa herramienta cercana, propia, popular, que no sólo nos trae el mundo visto por otros, sino que nos permite ser autores y contarle al resto cómo es el mundo.

Casi cualquier persona puede tener una cámara. Quizás algunos la usen adecuadamente y otros nos. Quizás algunos sean más creativos que otros al hacer los registros. Pero tener la posibilidad de ir por la vida conservando las imágenes que marcan algún instante, es una experiencia maravillosa e imperdible.

El fin de semana terminé de leer Sobre la fotografía de Susan Sontag. Esta es la obra más importante de la novelista y ensayista estadounidense. Un ensayo fantástico que no dudo en recomendar a todos los amantes, o futuros amantes, de la fotografía.

Quiero dejarlos con algunas de las frases que me gustaron para que se antojen de buscarlo y leerlo.

Cada fotografía fija es un momento privilegiado convertido en un objeto delgado que se puede guardar y volver a mirar.

El surrealismo es el arte de generalizar lo grotesco y luego descubrir los matices (y los encantos) de eso. Ninguna actividad está mejor abastecida para ejercer la manera de mirar surrealista que la fotografía; y finalmente todas las fotografías se miran de modo surrealista.

Pero lo que en Benjamín es una desgarradora idea de escrupulosidad, destinada a permitir que el pasado mudo hable con voz propia, con toda su irresuelta complejidad, se transforma —cuando se generaliza en la fotografía— en la des-creación acumulativa del pasado (por la misma acción de preservarlo), la elaboración de una realidad nueva y paralela que vuelve inmediato el pasado a la vez que reitera su cómica o trágica irrelevancia, que confiere a la especificidad del pasado una ironía ilimitada que transforma el presente en pasado y el pasado en preteridad.

Todo cuanto la gran ciudad desechó, todo cuanto perdió, todo cuando desdeñó, todo cuanto pisoteó, él lo cataloga y colecciona […] aparta las cosas, lleva a cabo una selección acertada, se porta como un tacaño con su tesoro y se detiene en los escombros que entre las mandíbulas de la diosa Industria adoptarán la forma de cosas útiles y agradables.

Los fotógrafos, operando dentro de los términos de la sensibilidad surrealista, insinúan la vanidad de intentar siquiera comprender el mundo y en cambio nos proponen que lo coleccionemos.

Nadie jamás descubrió la fealdad por medio de las fotografías. Pero muchos, por medio de las fotografías, han descubierto la belleza […] lo que mueve a la gente a hacer fotografía es el hallazgo de algo bello.

El retrato que hago mejor es el de la persona que más conozco. Nadar.

Hay algo que la fotografía debe contener, la humanidad del momento. Robert Frank.

Añoraba atrapar toda la belleza que me pasara por delante y, a la larga, creo haber satisfecho tal anhelo. Julia Margaret Cameron.

Si pudiera contarlo con palabras, no me sería necesario cargar con una cámara. Lewis Hine.

La cámara es un medio fluido de encontrar esa otra realidad. Jerry N. Uelsmann.

Tomo fotografías para descubrir qué aspecto tendrá algo una vez fotografiado. Garry Winogrand.

Siempre estoy fotografiando todo mentalmente para practicar. Minor White.

La cámara es mi herramienta. A través de ella doy razón de todo lo que me rodea. André Kertész.

Primera frase: La humanidad persiste irredimiblemente en la caverna platónica, aún deleitada, por costumbre ancestral, con meras imágenes de la verdad.

Última frase: si acaso hay un modo de incluir el mundo de las imágenes en el mundo real, se requerirá de una ecología no sólo de las cosas reales sino también de las imágenes.

Sontag, Susan, Sobre la fotografía, Bogotá, Alfaguara, 2005.

Anuncios
comentarios
  1. Leonardo dice:

    Con la extrema facilidad que la tecnologîa nos brinda para fotografiar no sé a dônde llegaremos. A todo se le toma una foto. No hay selecciôn, no hay criterio, todo parece digno de recordaciôn. Sin duda vemos mâs “el mundo”, pero estamos siendo cada vez mâs saturados de imâgenes. Pero eso tiene la ventaja de llevarnos a reflexionar. Gracias por compartir tus lecturas
    un abrazo

  2. Emilia Lucia dice:

    De seguro es un buen libro, ya que la fotografía es un arte digno de conocer, por aquello de “que fotografiar es como pintar con palabras”. Lo malo de ello es que a veces tanta recordación de buenos o malos momentos fotografiados nos llevan a rememorar esos instantes. Pero no hay nada que hacer, como dice una escritora y poeta: “esperaba tanto de un instante, esperaba que fuera eterno, pero hay que ver como vuelan”, entonces así se deben ir las imágenes…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s