No dispares que tengo corazón

Publicado: septiembre 2, 2009 en Sociedad
Etiquetas:, , , , , , ,

Casi todos los días María, una gran amiga me dice: “Me encanta lo que tenés puesto hoy, pero te lo tirás con ese botón”. Y es que todas las mañanas, antes de salir de mi casa, pongo en alguna parte de mi ropa un botón con una señal de rechazo al uso de armas de fuego. Y aunque a veces no parezca combinar con lo que llevo puesto, creo que cualquier idea que proteja la vida casa perfectamente con lo que sea.

Si bien el símbolo que uso es de prohibición, por la convención internacional del círculo rojo con un elemento interior cruzado por una recta diagonal, y la restricción del uso de armas está más ligada a la voluntad de las naciones frente al tema; yo prefiero llamarlo señal de rechazo. Porque si la normatividad no las reprueba, los ciudadanos, sin salirnos de la ley, elegimos libremente el repudio hacia éstas. Elegimos la vida por encima de cualquier interés.

Sin embargo, el asunto no se queda en la negación hacia el uso de armas de fuego. Hay que ir más allá, porque el arma por sí sola no ocasiona el daño, es quién la usa el que determina la consecuencia. Es lo mismo que pasa con “la mata que mata”*. La gente cree que el problema está en la coca, la marihuana y la amapola, y olvidan que hay un productor y un consumidor. Concentramos los esfuerzos no en la raíz del problema y más bien nos vamos por la fácil satanizando unas simples maticas que tienen otros usos diferentes a los nocivos. Aunque con las armas de fuego no encuentro otro que no sea destruir.

El asunto es llegar a la causa. Ubicar la mano que se aferra al arma, ir más allá y encontrar la mirada de esa persona. Llegar hasta su humanidad y entender por qué existe ese potencial asesino. Si vamos así, paso a paso, podemos encontrar el punto en el que algo se rompió y se está intentando reparar de la manera incorrecta.

No es fácil cambiar las cosas, sobre todo cuando comprometen la voluntad de los demás, pero hay que empezar algún día y si es hoy mejor. Quizás no podamos cambiar las leyes pero sí podemos cambiar nosotros.

*La mata que mata es una campaña del gobierno de Álvaro Uribe para —ja, ese para parece otra cosa—, desviar la atención de los colombianos y hacerles creer que el problema está en la mata y no en el narcotráfico. Típico de ese señor y todo su gobierno.

Anuncios
comentarios
  1. Epi dice:

    ¿Qué tipo de leyes hay en Colombia con respecto a las armas de fuego? Lo pregunto por saber si en el país tenéis una ley tipo la estadounidense en la que los ciudadanos tiene derecho a poseer un arma de fuego, o, si por el contrario, la ley sobre posesión de armas es más restrictiva.

    Nunca sabes que tipo de gente puede acabar apuntando con un arma y qué uso le van a dar. Aún así pienso que el control sobre las armas tendría que ser más intenso por parte de los gobiernos.

  2. Emilia Lucía dice:

    El problema de las armas es una de las tantas cosas que pasan en este país, aca hay mucha gente que porta armas sin salvoconducto o las trafica para cualquier acción. Hasta muchas veces en los colegios o escuelas los niños las portan robadas a sus padres, siendo un peligro inminente. Yo creo que el fondo del problema es la falta de educación y la pobreza. Un país donde el gobierno prefiere invertir en armas que en educación para su pueblo esta destinado al flagelo que hoy vivimos.
    Yo cada vez me pregunto ¿podrán los ciudadanos del común ser tan ignorantes, como para aprobado ya el referendo, reelegir a un tercer mandato a un presidente como el que nos gobierna?.

  3. Comparto el total rechazo a las armas y su uso, y creo que con esa convicción personal ya puedo aportar en algo; además, que si puedo compartir esa convicción con alguien más, el avance es aún mayor.

    Qué tema difícil. Saludos.

  4. Rud dice:

    Las armas no deberían existir, pero ya sabemos que quien es violento puede herir hasta con una cuchara. Siempre he creído que los fabricantes de armas son quienes fomentan las guerras y a grupos irregulares para ganar dinero en ambos lados.
    Tienes razón al decir que hay que ir a la raíz del problema que desemboca en tomar las armas. Creo que muchos lo hacen para no trabajar pues el robo a mano armada les resuelve momentáneamente su situación económica. La mayoría utilizan las armas como una manera de coacción, otros como un instrumento que supuestamente les da poder, otros como terrorismo de Estado, existen los que utilizan armas por su trabajo, pero también los hay que piensan que un arma les proporciona seguridad.
    También rechazo el uso indiscriminado de armas.
    Cordiales saludos

  5. Leonardo dice:

    No es del todo malo pasar por un soñador, como decía Lennon en “Imagine”, menos en Colombia. Pero como lo señala Emilia Lucía las causas están en la miseria y la falta de educación. Lo que hace posible la triste reproducción de la cultura de la violencia, de todas las violencias. Y si se pudiera controlar el tráfico de armas no sería una mala cosa. ¿Es normal que niños y adolescentes tengan acceso a armas destinadas a los soldados? No, y sin embargo, en muchos lugares es lo que pasa. Las armas no están al comienzo de la cadena trágica de la muerte, están más bien al final. Así que poco importa que peques de inelegancia!
    saludo

  6. Andres dice:

    Que bueno volver a tu blog Cata. Hacía rato no participaba. Yo también creo que no deberían siquiera existir, pues el mero hecho de cargar un arma hace que una persona tenga la seria intención de hacerle daño a otro. Creo que debería existir un plan de desarme para toda la población civil y ese sería un aporte a la búsqueda de la hijuemadre paz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s