Trátame suavemente

Publicado: marzo 10, 2009 en Sociedad, Urbe
Etiquetas:, , , , , , ,

Medellín es conocida en otras ciudades del país por la calidez y el buen trato que dan sus habitantes a todo el que llega. Muchos de los extranjeros que llegan a la ciudad se quedan con el recuerdo de personas muy amables que hicieron inolvidable su estadía. Pero a mí no me cuadra del todo esa imagen ante tanta hostilidad que encuentro a diario desde que salgo de mi casa.

Como siempre trato de no generalizar porque no es todo el mundo, pero con los que lo hacen es suficiente para sentir un poco de vergüenza por la ciudad de los grandes anfitriones.

No he terminado de salir del edificio cuando un vecino pasa y no contesta el saludo. En la esquina un taxista intenta atropellarme y un conductor de bus acosa a un motociclista. Tomo un taxi y de entrada debo preguntar si tiene vueltas para no ganarme un regaño porque el señor no tiene cambio de un billete de cinco mil pesos para una carrera de tres mil seiscientos pesos.

Entro al edificio, llego a los ascensores y nunca falta el que se mete en la fila. Entramos y pocos saludan. Algunos se miran mal entre ellos. Y eso sí es el colmo, una cosa es no saludar por no conocer y otra despreciar a alguien por la misma razón. Igual, ambas, están mal, muy mal.

Y así, en la medida que avanza el día se encuentra uno con la grosería de la gente. El que te estruja y ni voltea a mirar, la señora que grita al niño, el que mira feo al desplazado, el que atiende mal en el restaurante o en el almacén, el que tira basura, el que no recoge el popó del perro, el que barre pa’ afuera, el que tiene contrabando de energía y el montón de gente que la embarra todos los días pero se llenan de orgullo cuando dicen que los paisas son los más amables. Y hasta se lo creen.

Repito, no siempre pasa todo esto, pero pasa muy frecuentemente y no debería ser así. Menos en una ciudad donde los habitantes se precian de ser los más amables del país y los más orgullosos por ser de acá.

Yo me pregunto, si los que vienen de otras ciudades se van con tan buena impresión, ¿cómo es la vida en esas ciudades?

comentarios
  1. xady dice:

    Uy Feje, tienes toda la razón, si supestamente somos los más amables, solidarios y con tanta calidez humana no me quiero imaginar entonces como son sus ciudades natales.

    Tenemos mucho que mejorar en comunidad en todo lo social!

    Saludos.

  2. calila dice:

    Mira que por experiencia me he dado cuenta que muchas ciudades y sus habitantes se llenan la boca y enorgullecen de ser muy amables y cálidos, pero a la hora de la verdad, resulta evidenciandose lo individualistas que nos hemos vuelto. En todas partes, en todas las ciudades, la gente, viven encimismados y pocas veces miran para el lado.

  3. Emilia Lucia dice:

    Es que en algunos casos la cordialidad para la gente solo actua en pro de sí mismos. A veces la gente que espera ser tratada amable simplemente no lo es, o solo en algunas ocasiones. No contestar un simple saludo dice mucho de alguien, creo que tienes que preguntarte tu misma: ¿que tan cordial eres?, porque uno no solo puede ser cordial cuando espera algo o cuando se tiene buen ánimo, la cordialidad y el respeto es de siempre y para siempre con quien sea.

  4. Marlon dice:

    Esta historia me recuerda un cuento con unos perros: entra un perro a una habitación llena de espejos y él gruñe a su imágen pues pensaba que eran otros perros y al salir dice: “que horror ese lugar, hay siempre perros gruñendo y rabiosos”. Después entra otro perro y al ver a los otros perros, que son su imagen, les trata con amabilidad y al salir dice: “allí hay otros como yo que son muy amables”. Cada quién ve en el entorno un espejo de si mismo.

    Ahí te dejo la inquietud.

  5. No estoy de acuerdo con la frase que terminas de que cada quien ve en el entorno un espejo de sí mismo. Creo que la sentencia desconoce la facultad de crítica y la inconformidad tan necesarias en los seres humanos.

    El cuento de los perros, menos mal, no aplica en mi vida.

    Gracias por pasar.

  6. Estebancito dice:

    Huy no, que decepción la gente no se cansa de señalar a otros por el mero hecho de que les metieron el dedo en la herida y dan pataditas de ahogado, pero mi aporte no es perder el tiempo viendo la ignorancia de otros, yo creo que cuando cada uno en si mismo se vuelva culto, (no se los que leen esto de que forma entienden lo que es ser cultos), que entienda que este mundo hay que compartirlo y además que en la ciudad se refleja lo que somos en familia no creo que se adelante mucho como seres humanos y alcancemos un grado de urbanidad desarrollada que nos haga la vida más facil y tranquila en esta jungla de cemento.
    Lo que comprendí es que en realidad, gustenos o no nos guste tenemos tendencias violentas y si no hay un acuerdo que nos una en pro de salir adelante, dificilmente saldremos a flote, aquí en vez de pensar en comunidad pensamos de forma particular envenenandole la vida a lo que esté a nuestro alrededor.

    Dato curioso: Medellín esta atravesando una época de violencia fuerte y en pocos días hay congreso de el BID, la represión esta por todos lados, ya vigilan la salida de casa y todos somos objeto de observación, Para así asegurar a los visitantes la “SEGURIDAD DEMOCRÁTICA”, mi pregunta es o bueno no le digamos pregunta, digamole cuestinamiento es: ¿Por qué si ha habido tantos homicidios no los publican?, jeje es muy obvio, ¿no?, sale totalmente con el articulo en el sentido de que el estado estando a punto de derrumbarse por su problematica social, mancha con sangre la bandera para que los de afuera se lleben la imagen de lo que no es.

    porque mis queridos amigos, estamos en el país del sagrado corazón…

    saludos.

    Estebancito.

  7. Juan Pablo dice:

    Hola,
    Soy de Bogota pero tuve la oportunidad de vivir un poco mas de un año en Medellin y por eso puedo responder en parte tu pregunta al final.
    Esas caracteristicas que enumeras mas que ser caracteristicas de una region o ciudad del pais, creo que son caracteristicas de los colombianos. En Bogota, todo eso que cuentas se vive a diario y un mayor grado.
    Cuando vivi en Medellin, no me hice amigo de ningun vecino, pero la mayoria saludaba. Los celadores de mi edificio eran muy buena gente y me ayudaban con lo que necesitara. Varios taxistas fueron amables, me guiaron o al menos me hacian conversacion (aunque aveces no quisiera). Alla al poner una direccional en el carro, cierto porcentaje de personas daba paso, bueno y asi…
    Aca en Bogota, he vivido mas de 20 años y en los barrios que he vivido he conocido a 1 o 2 personas. En donde vivo ahora nadie saluda, en las calles al poner direccional en el carro, la gente acelera!. En el ascensor nadie espera. Los taxistas escasamente saludan…

    En conclusion, para no alargarme, yo tengo una imagen muy positiva de la gente de Medellin. Claro, hay excepciones, tal vez cada vez hay mas, pero te puedo decir que la gente si es mas calida y depronto menos prevenida que en Bogota.

    Un saludo🙂

  8. Rud dice:

    He visitado algunas veces a Medellín y siempre la gente ha sido muy amable. Todos los antioqueños que conozco lo son también. No sabía que allí estuviera la gente más agradable de Colombia. En todas partes existen personas muy cariñosas y otras que lo son menos.
    A medida que las ciudades crecen se acaban ciertas costumbres hermosas como la de saludar a quienes encontramos en nuestro camino. En Bogotá, Barranquilla o Cali nunca la gente está pendiente de quienes utilizan el ascensor, o pasan circunstancialmente, lo mismo sucede en otras grandes ciudades del mundo.
    Respecto de ciertos comportamientos inconvenientes los puedes ver en muchos lugares del planeta. Los taxistas más amables del mundo los encontré en Buenos Aires, luego en Cartagena. Los más oportunistas en Londres y los más costosos en Lima. Todo depende del cristal con el que veamos a los otros. Eso me ha dado idea de un artículo.
    Cordiales saludos

  9. Es cierto, en otras ciudades es muy distinto y en Medellín se nota un toque más amable. Sin embargo yo quisiera que fuera aún mejor. Todavía hay mucha hostilidad. Lo otro es que acá no podemos ver un extranjero porque nos desvivimos en atenciones. Yo creo que debería ser así con todos, más aún con los que estamos en la ciudad siempre.

    Esperaré tu artículo. Me avisas, por fa.

  10. tajalapiz dice:

    Creo que en todas partes se cuecen habas! A los colombianos que nos jactamos de ser gente bacana, nos falta mucha educación, respeto por el otro y somos fácilmente atarbanes. Y cuando tomamos el volante, ni se diga! En Europa la gente es más respetuosa, o cordial, pero es fría y es lo que más nos hace sufrir a los que venimos de fuera. La pregunta sería ¿cómo se explica que una ciudad donde vive gente muy amable, porque los colombianos lo somos en general (lo dicen los extranjeros), no sea amable?
    Saludos

  11. Calixto dice:

    Cuántas veces te preguntas: ¿Qué tan amable y cordial soy con los demás? porque pareces no serlo siempre. Antes de criticar a los demás, empecemos por nosotros mismos.

    Saludos.

  12. No me lo pregunto, simplemente cada día trato de ser mejor persona de lo que soy. Ojalá todos lo hicieran.

    En muchas cosas fallaré pero siempre trato de enmendar todo lo que no hago bien.

    No me creo perfecta, ni estoy en camino de serlo, pero sin temor y sin vergüenza puedo decir que soy una gran persona. A muchos les duele escuchar eso pero no me gusta mentir.

  13. carlos b dice:

    El trato amable de la gente de Medellín, aclaro, soy de Medellín, siempre he vivido en Medellín, tiene dos características que lo hacen odioso:

    Es interesado.

    Se trata bien a quien puede generarle un beneficio a uno.

    Ya Fernando González lo había descrito en los Negroides, y negroides somos.

    Es sumiso, y servil.

    Es la amabilidad del que se siente acomplejado, y trata de disimular sus miserias siendo amable. Es el complejo de HP del que también habló Fernando González.

    Ya lo dijo nuestro alcalde Salazar…

    “medellín está coqueta”, que quiso decir,se refería a las prepagos, que van a estar en cosecha por estos días durante la asalmblea del bid?

  14. Me creo los dos puntos de vist:, el amable, tal vez una sensación primeriza y superficial del que llega por primera vez pero que es con la que se queda. El hostil surge de la convivencia, del día a día y una vez que se aposenta es difícil de erradicar…pero creo que en todas partes es así.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s