Querido centro

Publicado: febrero 10, 2009 en Catalina, Urbe
Etiquetas:, , , , , , , ,

Quienes me conocen saben el motivo por el que me fui del centro. Quienes no, mejor que se queden sin saber. El caso es que en junio del año pasado me fui a vivir cerca del estadio y jamás pensé que extrañaría tanto este pedacito de ciudad donde encuentro todo para vivir.

Después de dos meses de vivir por el estadio subí de estrato y me fui a vivir a Conquistadores, pero nada cambiaba. A pesar de vivir más cerca de la oficina siempre salía por la noche en busca de mi centro. Y es que a pesar de la oferta en el nuevo barrio no me acostumbraba a sus calles, a su gente, a nada.

Hasta que en diciembre tuve la oportunidad de volver y fue como si viviera de nuevo. Suena un poco exagerado pero así es. Hasta los demás lo notaron.

A muchos el centro les pica, les da pena, les asusta. A mí, por el contrario, me atrae, me satisface, me atrapa. De hecho, una sola calle puede despertar todo eso y más. En Maracaibo, entre El Palo y Girardot, encuentro todo, desde lo puramente comercial hasta lo más emocionante y sentimental.

Una cantina, una librería, un bar, una tienda de ropa, un restaurante, una tienda y más. Pero lo mejor es lo que encuentro en cada uno de esos lugares. Un montón de gente tan diversa y especial que le da toques diferentes a cada día que me gozo en el centro.

Y si camino un poco más allá de Maracaibo sigue creciendo la magia del centro y yo feliz. Embebida con tantos espacios para estar tranquila, disfrutar, parrandear, emborracharme, enamorarme, desencantarme y volver a empezar.

Querido centro, perdoname esos meses durmiendo lejos, yo me redimo con todas estas noches entrepiernados.

Anuncios
comentarios
  1. Tajalápiz dice:

    Podrías cantar “y volver, volver, volver…” Yo siempre soñé con vivir en el centro de Bogotá que a pesar de algunos intentos sigue siendo un poco “desertado” por cierta clase progre (a lo mejor me equivoque). Nuestras ciudades viven de extenderse cuando deberíamos recentrarnos. Como tú.

  2. Emilia Lucia dice:

    Pues vaya! regresaste al sitio del que alguna vez saliste.
    Yo no conozco tu bella ciudad pero es muy probable que tal vez no me instalaría en el centro, como tampoco quisiera estar en el centro de Bogotá o de mi ciudad.
    Tu describes tu centro como acogedor, en mi caso los centros de ciudades como Bogotá o la mia no son nada agradables, en ellos me pertuba la inseguridad (que aunque en todo sitio existe ahí prolifera). Yo quisiera que algún día las ciudades no mostraran esos paralelos entre un sitio u otro, pero la realidad es otra!!.

  3. deja el centro
    deja el sur
    deja el norte
    solamente quiero que sepas
    que de mi, no te puedes dejas
    tuyo,
    petroff

  4. Juan Jose dice:

    Catalina me pasa exactamente igual que a ti y peor aún, cuando regreso a eventos puntuales en lugares claves hay quien me reclama el abandono. encontré un nuevo entorno para vivir y así logro poner cada cosa en su lugar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s