Libros para toda la vida

Publicado: octubre 7, 2008 en Catalina, Literatura
Etiquetas:, , , , , , , , , ,

Ayer fue la clausura de la Fiesta del Libro y la Cultura y como lo prometí en el post que hacía referencia al evento no me perdí ni un solo día de la magia del libro. Desde el acto inaugural hasta el cierre estuve disfrutando de los mejores diez días del año.

El primer día estuve recorriendo la Fiesta, saludando gente que hace rato no veía y compartiendo con los que veo casi a diario. Había mucho que hacer, la programación era muy variada y con tanta gente conocida todo prometía estar muy bien.

La primera compra de la Fiesta fue el bolso y el catálogo de Caperucita Roja te amo: Mi colección, completando así la colección de artículos de la fantástica niña de caperuza roja que nos tiene a todos embobados y, sobre todo, a Luis Bernardo, el autor de la exposición quien desde hace veinte años se ha empeñado en buscar todas las versiones del cuento. Lo mejor de todo es que él ha hecho todo ese trabajo para prometérmelo en herencia. Así que en unos años mi casa será un museo de Caperucita Roja. En consecuencia me gané el apodo de caperucita durante toda la Fiesta. Lindo Luis Bernardo, besos, montones de besos para vos, mua!

Ese mismo día compré El jardín de las delicias, de mi amigo Guillermo Cardona que además es el coordinador de la Fiesta y Director del Programa Medellín una ciudad para leer. Desde hace rato le había prometido leer su obra y este fue el mejor momento para adquirirla. Este libro lo compré en el stand de Palinuro, una librería que siempre llevo en el corazón. Allí también compré el chocolate Carrasquilla. Una muestra del chocolate tradicional realizada por mis amigos para conmemorar el Año Carrasquilla.

Al siguiente día me dejé tentar por el Fondo Editorial de la Universidad EAFIT, de la cual soy una orgullosa egresada. Allí compré Aire de tango, de Manuel Mejía Vallejo. Este libro lo leí en mi adolescencia pero entonces no era mío, sino de la biblioteca. Siempre quise tenerlo y la edición de EAFIT estaba bellísima. Allí mismo compré Ethel Gilmour para chicos y grandes por Martha Lucía Villafañe. Un bello homenaje a Ethel realizado por una de las artistas que más me gusta de mi ciudad.

Paseando por los stands encontré otro libro que leí hace pocos años y que tampoco me pertenecía entonces: Opio en las nubes, de Rafael Chaparro Madiedo. Llevaba mucho tiempo buscándolo pero estaba agotado en todas las librerías. No podía dejar pasar la oportunidad. Siguiendo el recorrido encontré ¿Cuánto cuesta matar a un hombre? Relatos reales de las comunas de Medellín, de José Alejandro Castaño. ¡Qué emoción! Él y yo estudiamos en el pregrado y fue una gran sorpresa encontrar dos títulos suyos en la Fiesta. Lo mejor de todo fue cuando nos encontramos. Aunque fue un saludo de dos minutos y él ya está en Barranquilla, sin duda, no perderemos de nuevo el contacto. ¡Felicitaciones José!

Luego encontré tres libros de ilustraciones maravillosos: El otro lado, Zoom y Re-zoom, los tres de Istvan Banyai. Son geniales y no veo la hora de disfrutarlos con José Manuel. Ese mismo día y como no todo era libros, compré unos hermosos aretes de Amelie que, como la protagonista de la película, son la sensación donde quiera que voy. Juas, este es el toque vanidoso, entre otros.

Estuve en la presentación del libro Happy birthday, Capo, de José Libardo Porras, quien escribió este libro con el apoyo de la Alcaldía de Medellín mediante la Beca de Creación Artística 2006. Este también lo compré y como regalo por la adquisición me dieron Nada qué hacer, Monsieur Baruch y otros relatos, de Julio Ramón Ribeyro. Ese mismo día  Checho Valencia me regaló La bestia desatada, la otra novela de Guillermo Cardona. Así que ya tengo sus dos obras y no seré la mala amiga que no las ha leído.

El segundo apodo que me gané en la Fiesta fue gatúbela, debido al libro Gatos y otros felinos, de Andrew Edney. Es una recopilación de más de cuatrocientas obras donde los lindos mininos hacen aparición.

Al noveno día de Fiesta no había comprado nada en la Editorial Universidad de Antioquia y me sentía medio mal porque ya le había comprado a EAFIT y nada a mi Alma Máter. Pasé a saludar a Willi, compañero del pregrado y Comunicador de la Editorial y le pregunté por un libro que había comprado otro amigo. Allí estaba y de una me lo llevé: Fotografía de arquitectura en Medellín 1870 – 1960, de Luis Fernando Molina Londoño. Amo mi ciudad y siempre he sido fanática de las fotos de la Medellín antigua, de la que no me tocó y ahora me empeño en transformar.

Ese mismo día compré, en la otra librería de mi corazón, El Callejón de las Palabras, Memorias de Adriano, de Marguerite Yourcenar y Manifiestos nadaístas.

El último día de Fiesta compré una recomendación del periodista Eduardo Arias, Cinco en humor, de María Teresa Ronderos. El libro presenta los perfiles de cinco humoristas políticos colombianos: Rendón, Klim, Osuna, Garzón y Vladdo. Finalmente, Sergio Restrepo, Coordinador Académico de la Fiesta y Administrador del Café Otraparte, me regaló la versión cinematográfica de Simón el mago, de Tomás Carrasquilla y llevada al cine por Víctor Gaviria.

Ahí me quedó una buena tanda de libros para leer y que se suman a otro montoncito que había adquirido antes gracias a esa maravillosa enfermedad que tengo y tanto disfruto: Compra compulsiva.

Además de la arruinada con la compradera de libros, disfruté mucho de la programación. Visité la exposición de fotografía de Palinuro, estuve en la presentación del libro Era lunes cuando cayó del cielo, de Juan Diego Mejía, en la conferencia Satanás vs La Bestia con Mario Mendoza y Guillermo Cardona. Fui a los espacios con Wole Soyinka, Premio Nobel de Literatura, pero no lo disfruté como esperaba. Asistí, por momentos, al Seminario Literatura y Humor organizado por Comfama. Digo por momentos porque a Checho Valencia y Juan Ospina se les ocurrió organizar una chocolatada en honor a Carrasquilla y como yo soy tan buena amiga me ofrecí a colaborar. Pasamos un rato buenísimo y el chocolate quedó delicioso. Ese mismo día estuve en el concierto de Puerto Candelaria que, aunque últimamente es lo mismo de siempre, uno no deja de pasar bueno con ellos. Tampoco me perdí una de las lecturas de El Principito en francés y español. Una buena oportunidad para practicar la langue française.

También, como hago parte del programa Apasionados por Medellín, que es el voluntariado de la ciudad, presenté algunos de los eventos de la Fiesta y dejamos nuestra marca como anfitriones de ciudad.

Así transcurrieron estos diez días maravillosos. Quedan muchas cosas por contar pero ya esto va muy largo. Aunque el evento ha terminado, para mí la Fiesta continúa, porque el libro siempre está ahí, esperando en la biblioteca, pendiente de que uno termine el que tiene en las manos para guiñar el ojo o alzar la mano y pedir ser el siguiente. Amo los libros y espero no perderme nunca de su magia.

Anuncios
comentarios
  1. Tomáz dice:

    Hey Catalina que buen post, de acuerdo en que a uno los libros le marcan definitivamente la vida, sean buenos o malos siempre dejan algo para pensar.
    Hace poco me puse de masoquista a leer a Theodor Adorno, “Dialéctica de la ilustración”, que vaina más peligrosa, se va rayando uno…
    Reciba un saludo bibliográfico desde Don Blog Pérez.

  2. Ceci dice:

    Me ha encontrado tu entrada., me gusta mucho leer también…

    Leyéndote ha sido como estar al lado tuya, siguiendo tus pasos y e imaginando esos libros, sus puestos y escritores, aunque echo de menos saber de qué tratan algunos.

    Me he apuntado varios para cuando tenga tiempecito libre adquirirlos y como no leerlos…

    A veces también compro compulsivamente, sobre todo, libros…

    Un abrazo!

  3. tajalapiz dice:

    Pues ahora ¡a leer se dijo! Veo que encontraste lo de Chaparro, qué buena cosa. Ya nos irás dando tus impresiones de ávida lectora.
    bises de croissant pour accompagner le chocolat

  4. barrenado dice:

    Con los libros que compraste en diez días, tengo yo para leer diez meses, je je.
    Bonito paseo que me he dado contigo.

  5. La candorosa dice:

    Las ferias del libro son la mejor opción, y comprarse muchos libros ¡¡es el sueño del lector!! ajajaa

    Saludos!!!

  6. Emilia Lucia dice:

    Que buenas compras hiciste y seguro sí creo invertiste un buen presupuesto en ello.
    Tambien me hubiera comprado 2 de esos, el de fotografía y arquitectura de Medellín, porque me gusta mucho los libros de fotografía y de publicidad y el de los gatos.
    Te cuento que ya pronto podrás ver en el cine Opio en las nubes, están en las grabaciones del film, falta esperar que tal quedá, los realizadores son varios jovenes colombianos.
    Oye y entonces Luis Bernardo es tu novio o algún familiar?, porque tu post tambien revela historias jaja.

  7. Oier dice:

    Los libros son una de las pocas cosas que perduran durante los largos años. El recuerdo de los que se van lo conservan los que viven, pero hay memorias que siempre estaran para todos, en los libros.
    Que envidia me a dado tu entrada 😦 jeje

    un saludo 😉

  8. Botón dice:

    mmm qué gozada la actividad de pasearse entre montones de libros. Cuando lo hago, todos parecen gritarme que quieren venirse conmigo y… yo soy tan débil ante esa tentación…

    🙂

    besos!

  9. aydsu dice:

    Lo único malo de la pasión por los libros… ¡¡es lo que pesan y lo que ocupan!! A mi ya no me caben en la librería xD

    Qué bonitos días de fantasía 🙂

  10. marahopkins dice:

    ¡Qué bueno che! Unos días maravillosos!!!
    ¡Cuanto por leer! Yo quiero! Yo quiero! Ya se acercan mis vacaciones y ahí me daré una panzada de buena lectura…
    Pero mujer…si que comprás y comprás jejejejje….compradora compulsiva??? No para nada. Eso se llama…inversión!!! Te lo digo yo…que invierto en CD’s. 😀

    Un beso! Ben fin de semana.

  11. El evento realmente fue una FIESTA. Aunque fui a pocos eventos, por el trabajo, los disfruté mucho. Las fotografías a la entrada estuvueron muy bien… Y el café de “otra parte” tenía un tinto bien sabroso. Lástima los días de lluvia y los libros húmedos.

  12. Tomáz Yo recuerdo haber leído a Adorno hace muuuchos años. Sería bueno retomar algo de él. Un saludo bibliográfico desde Catalina Trujillo de la U.

    Ceci: Qué bonito tu mensaje. Muchas gracias por tus palabras. EN la medida que vaya leyendo los iré reseñando. ¡Un abrazo!

    Tajalápiz: ¡A leer se dijo! Fue una suerte lo de Chaparro porque se agota inmediatamente. El que compré era el último. Lo mejor de ese día fue encontrarlo y haber pasado toda la tarde en la mejor compañía.

    Barrenado Yo tendré para leer muuucho tiempo. Lo terrible es aguantarme las ganas de comprar cada vez que voy a la librería. Acabo de ver una colección sobre cine que editó Taschen. Son seis tomos que cuentan la historia desde los años 20 hasta los 70. Me muerooooooo. Estoy que caigo.

    La candorosa: Te salió en verso, juás, juás,juás.

    Emily: Me muero por ver la peli. Me gustó tanto el libro que hasta compraría camiseta, vaso o lo que fuera de la obra. Luis Bernardo es el autor de la exposición y yo una de sus caperucitas. Ah, y su heredera.

    Oier: Los libros son el otro país al que me voy a vivir a cada rato.

    Botón: Yo soy igual.

    Aydsu: Dímelo a mí que se me vino la estantería al suelo por el peso. Definitivamente el conocimiento pesa… y cuesta.

    Marahopkins: ¿Vacaciones? ¿Qué es eso? Jajajaja. Yo, además de libros, invierto en ropa y zapatos, jajajaja.

    Andrés Delgado: En Otraparte todo estuvo delicioso y el café se disfrutaba enormemente con la lluvia. ¡Qué bueno tenerte por aquí!

    Besotes y abrazotes a todos.

    ¡Muá!

  13. YECE dice:

    REALMENTE ESTOY CON TODOS AQUELLOS(AS) TIPOS DE COMENTARIOS, PERO LO MAS CIERTO ES QUE LA JUSTICIA COLOMBIANA NO SIRVE PARA NADA POR QUE NINGUN ORGANISMO DEL ESTADO AYUDA PARA QUE SE MEJORE CADA DIA POR EL CONTRARIO LE QUITA A LA GENTE. Y FUERA DE ESO CUANDO LO SOLCITAS ESA FAMOSA CITA O EL TEL ESTA OCUPADO O TE DICEN QUE YA NO HAY CITA MMMMMMMMM QUE TAL PUES QUE HACI FUERAN PARA REACCIONAR CUANDO PASA ALGO EXTRAORDINARIO EN EL PAIS …

  14. alina maria dice:

    Me encantó tu crònica, parece calcada a la que yo viví. Te perdiste un evento maravilloso de la alcaldía y la secretaria de cultura ciudadana: EL LANZAMIENTO DE LOS LIBROS QUE HAN GANADO BECAS Y PREMIOS, EDICION Y LANZAMIENTO PAGADOS POR LA ALCALDIA. ESE ES EL MERITO. Un goce. Moderaba tu amigo Guillermo Cardona, ya conocido como “La Bestia” (Jijiji)Allí estaba el loquito de Gabriel Jaime Franco con un libro sorprendente: El Diario del Incierto; la siempre compuesta Claudia Ivonne Giraldo, con la segunda edición de su novela El Cuarto secreto; Samuelito lo que tiene de petulante lo tiene de interesante. Se destacaron dos: Un culicagadito, Felipe Restrepo, con un libro de ensayos y filosofia como que es un descreste y un médico muy original, Emiro Alberto Restrepo con su novela El PabellÓn de la Mandrágora, segunda edición, como que es algo que vale la pena leer según el profesor Mario Escobar Velasquez. Y afuera, una colección de cientos de clásicos de pasta dura editados por el diario El Nacional, a 10.000. Cosa de locos. Valió la pena.

  15. luisa arciniegas dice:

    no he conocido una sociedad en que el mutuo elogio se la enfermedad más común, principalmente en los que se autodenominan artistas y escritores por miles. Este artículo es digna muestra de la banalidad del medio de la literatura, la señora que escribe lo hace con un tono hermoso de vanidades o del canal utísima. A mi me gusta la obsesión del libro de la caperucita, me aterro el cuarto secreto, como se atreve esta señora a hablar de literatura en medellin? un monumento a lo soso y amorfo en literatura. vi cosas buenas tambien, pero me quede antojada de conocer algo de la tan inflada pero aunsente literatura paisa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s