El viernes, sin ganas de nada, me eché a andar por las calles de Medellín. Igual terminé, como casi siempre, en el mismo lugar: El Callejón de las Palabras. Esta librería se ha sumado a los sitios donde mejor me siento. Leo, escribo, echo carreta, tomo café, veo gente pasar, amo, río… qué más le puedo pedir a la vida.

Así que el viernes, después de una semana loca y con la seguridad de que la que venía ¾esta que hoy comienza¾, pintaba peor, me quedé en la librería tomando cerveza, hablando con los que llegaban y leyendo en voz alta.

Me gusta cuando el ejercicio de la lectura en voz alta surge espontáneamente. Y así fue. De repente Fer ¾dueño de la librería¾, sacó un texto sobre grooks y lo leyó.

Seguimos conversando y de nuevo Fer apareció con un texto para leer. Era un poema de José Manuel Marroquín. En ese momento no tenía título. Ahora que lo he buscado en Internet para ponerlo aquí encuentro que se llama Serenata. Aquí está:

Serenata

Ahora que los ladros perran,

ahora que los cantos gallan,

ahora que albando la toca

las altas suenas campanan;

y que los rebuznos burran,

y que los gorjeos pájaran

y que los silbos serenan

y que los gruños marranan

y que la aurorada rosa

los extensos doros campa,

perlando líquidas viertas

cual yo lágrimo derramas

y friando de tirito

si bien el abrasa almada,

vengo a suspirar mis lanzos

ventano de tus debajas.

Tú en tanto duerma tranquiles

en tu rega camalada

ingratándote así burla

de las amas del que te ansia

¡Oh, ventánate a tu asoma!

¡Persiane un poco la abra

y suspire los recibos

que esta pobra exhale alma!

Ven, endecha las escuchas

en que mi exhala se alma

que un milicio de musicas

me flauta con su compaña,

en tinieblo de las medias

de esta madruga oscurada.

Ven y haz miradar tus brillas

a fin de angustiar mis calmas.

Esas tus arcas son cejos

con que flechando disparas.

Cupido peche mi hiero

y ante tus postras me planta.

Tus estrellos son dos ojas,

tus rosos son como labias,

tus perles son como dientas,

tu palme como una talla,

tu cisne como el de un cuello,

un garganto tu alabastra,

tus tornos hechos a brazo,

tu reinar como el de un anda.

Y por eso horo a estas vengas

a rejar junto a tus cantas

¡y a suspirar mis exhalos

ventano de tus debajas!

Lo leímos, nos reímos, tratamos de leerlo al revés y hasta hice un video leyéndolo. Esas son las noches inolvidables. En las que uno se olvida de todo y se divierte como nunca de la manera más sencilla e improvisada. Eso sí, buena compañía y buena cerveza.

comentarios
  1. el_mirón dice:

    Lo de la política es muy sentido y sin duda muy importante sin embargo lo que me atrae al sitio, lo lindo del sitio, es un post tal como esto: me hace desearme estar allí.

    Vivo en un barrio de cuidado hasta cierto punto pero no llega al nivel de lo has descrito del centro de Medellín; sin embargo en el barrio mío no hay ninguna librería (y no conozco de ninguna en la que se puede tomar una cerveza). Te lo repito: a Medellín, la haces parecer al París de A Moveable Feast (Hemingway).

  2. Isa dice:

    que lastima que ya no compartamos como antes, es una lastima para mi perderte como ahora, espero que me encuentres de nuevo

  3. Emilia Lucía dice:

    Que bueno encontrar esos sitios de tertulias, café y buena conversa.
    La libreria que hablas es así? o sólo esos momentos se dan por ser amiga del dueño?.
    El poema no lo conocía, interesante y original.

  4. Poio dice:

    Las cervezas te las acepto, la poesía no me gusta. Prefiero maníes salados para acompañarla😛

    sevemos

  5. Marisela dice:

    A mi me encantaria que en mi ciudad existiera algo parecido pero nooo nada que ver.
    Bien por ti que puedes disfrutar de lugares como este.
    Te dejo saludos, el poema muy bueno, y ademas te dejo las gracias por la visita.
    Saludos.

  6. barrenado dice:

    Con librerías así no hay excusa para no entrar. Lo que me pregunto es si en realidad es así, o así es como la sientes, de todas forma me gustaría poder pasarme por allí.

  7. La candorosa dice:

    Esos momentos son los mejores.

    Lo simple siempre ganará espacio dentro de nuestras preferencias, pues, son las que nos generan las mejores emociones…

    Saludos!!!

  8. etereal dice:

    Me has contagiado tu noche.
    Que buena noche, solo cambio la cerveza
    por el vino que me gusta mas!

    Saludos

  9. Tajalápiz dice:

    El oficio de las palabras…. y gracias por tu visita al tajalâpiz

  10. guvida dice:

    Últimamente he disfrutado las tardes y noches tranquilas que las fiestas desenfrenadas, ¿será que me estoy haciendo viejo? ¿Soy un aburrido por eso? No niego que de vez en cuando me meto a algun antro invitado por amigos pero prefiero mil veces, una buena compañía, una excelente platica, un delicioso tinto y un jazzesito seductor…

    Que rico viernes pasaste!!

  11. burocracia dice:

    🙂

    Dan ganitas de ir a darse una vuelta por ahí!

    Saludos desde el sur y del invierno

    e.

  12. alanglz dice:

    ooooo no habia leido algo asi, y al ponerlo al reves mas interesante aun jaja
    y bueno, tal vez la costumbre falta, una cerveza y un libro, no suena nada mal
    saludos

  13. El_mirón: En esta librería se toma cerveza todo el día. Es una maravilla. Si algún día vienes te invito. Gracias por el comentario, sos un encanto.

    Isa: Todo tiene su tiempo.

    Emily: El ambiente de la librería es el mismo todo el día. Hay momentos más tranquilos y otros aún más agitados. Todo depende de los ánimos de los que estén.

    Poio: Hay muchos acompañantes para la cerveza muy buenos. Sevemos.

    Marisela: Anímate y pones tú un lugar así. Gracias por pasar y si algún día vienes a Medellín te invito a la librería.

    Barrenado: Así es, tal cual la describo. Si estás en Medellín por allá te espero.

    La candorosa: Sin duda, las mejores emociones. Un abrazo.

    Etereal: Hace rato no tomo vino. Creo que lo haré el próximo finde con un buen queso y una excelente compañía😉

    Tajalápiz: Siempre estoy.

    Guvida: No creo que te hagas viejo, simplemente cambiamos. Ese viernes pasé delicioso… y se repite y se repite y se repite…

    Burocracia: Supe que está bastante frío tu sur. Tomate un roncito. Si venís a Colombia nos vamos a la librería.

    Alanglz: Nada mal. Es una excelente combinación. Y si no hay cerveza, cafecito o ron.

  14. miriadas dice:

    No se puede pedir mas, letras, cerveza, buena compañía y ganas de estar allí, sin mas interés que estar. Cómo me apetece un rato así..
    Saludos

  15. karen dice:

    Me gustaría tener “un callejón de las palabras”, qué más se puede pedir?? En serio..

    Mi rincón se llama el “Sabor del tiempo” pero no es librería..

    Esta entrada me hace regresar a mis pequeños placeres:

    Cigarros, café, cervezas compartidas, conversación que fluye..

    “no necesitamos más..un par de cigarrillos, un par de cafés y un poco de conversación” (Reality Bites)

    O simplemente degustar estos pedacitos de vida así sin nadie..viajando dentro de la palabra escrita o en nuestros pensamientos..

    Seguiré visitando..
    😉

  16. victorhh dice:

    Wow, que poema.
    ¿Te molesto si te cito en mi blog? Espero que no, es un placer leerte

  17. […] rincones de los blogs colombianos di con una verdadera sorpresa, en un post llamado “Cerveza y poema” de Catalina Trujillo de la U encontré el poema “Serenata” de José Manuel […]

  18. El Callejón dice:

    Nunca me imaginé que, como librería, provocara todos estos asuntos y reflexiones, hoy me estoy sintiendo mejor…
    creo que pagaré el arriendo con más ganas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s