Los niños

Publicado: mayo 29, 2008 en Catalina
Etiquetas:, , , , , ,

A ratos siento que me encantan y otras veces me siento enloquecer cuando hay muchos a mi alrededor. Pero hay algo innegable en los niños y es la magia que derrochan en cada segundo de vida. Corren, se caen, gritan, lloran, ríen, juegan, saltan y más y más. No se les acaba la energía y por si acaso se agota, nos tienen a los adultos para quitarnos la poca que nos dejan los afanes de la vida.

Hace unas semanas conocí a Joshua, el hijo de un chico que vende camisetas pintadas a mano. Es un niño maravilloso, con una sonrisa hermosa y las mejores ocurrencias que puedan salir de una cabecita loca de infante. Cada vez que lo veo ilumina mi rostro, quisiera que me lo prestaran un ratito para que comparta conmigo esa inocencia y esa ternura que le salen en cada gesto y palabra que dice. ¡Qué lindo es Joshua!

Hoy estuve en el Centro de Desarrollo Cultural de Moravia, uno de los barrios más afectados por la violencia, la corrupción y el olvido y que sólo hasta hace cuatro años el Estado se dignó a poner su ojos en éste. Esta tarde, en el recinto recién inaugurado, había niños por todos lados. Era una cosa loca verlos salir de todas partes y escuchar un coro de risas que iban y venían e inundaban el alma.

En momentos así, cuando veo a Joshua o vivo experiencias como la de hoy en Moravia, se me arruga el corazón y aflora en mí un sentimiento maternal. Ése que un tiempo estuvo latente y ahora he olvidado. Hoy tengo claro mi deseo de no tenerlos, pero es innegable la energía que hay en cada mujer y que tener el tallercito de hacer niños a veces le mueve a uno el corazón. Además no tengo la más mínima duda de que sería una madre fenomenal, juas juas juas.

Por ahora me entretengo viendo los niños ajenos. Me emociono con los hijos de mis primos, en especial con José Manuel que es el más “peque”. Disfrutaré enormemente cuando mi hermano tenga los suyos y yo… pues creo que me preocuparé más por la niña que hay en mí, esa consentida y caprichosa con la que tengo suficiente para divertirme y distraerme.

Anuncios
comentarios
  1. Zinar Ala dice:

    Querida Catalina Trujillo de la U:

    Gracias por este maravilloso post, lo he leído varias veces. Gracias por escribir sobre tu Joshua y dar el protagonismo a estos niños desfavorecidos.

    Recuerdo mis sobrinos cuando les llevaba a los jardines y parques para jugar; cómo disfrutábamos juntos, porque sus padres no tenían tiempo para jugar con sus propios hijos.

    No sé si voy a tener hijos en el futuro, porque como siempre estoy de viaje y muy ocupado con tantas actividades, no tengo la estabilidad paternal para amparar y cuidar el niño. Sin embargo yo no considero los hijos de los demás son ajenos a mí sino también son mis hijos y tengo que darles el cariño y lo que pueda.

    Zinar Ala de La Mancha.

  2. Leyla dice:

    jejeje.. Los niños(a), yo tengo dos (a).. pero no se ni como.. y es cierto si hay mas de tres empiezo a convulsionar..

    Me gustan un monton siempre y cuando esten lejos de mi, me gusta admirarlos, ver sus destrezas y esa enorme fuerza de recuperarse de las cosas, y siempre tan cariñosos… pero No me gusta cuidarlos.. tienen tanta energia que te consumen..

    Saludos y un abrazo

  3. Epi dice:

    ¿No quieres tener hijos? En un futuro me encantaría tener hijos/as, siempre y cuando mi futura pareja quiera… pero no sé, yo creo que si no tuviese hijos en un futuro me faltaría algo.

  4. Los niños gustan, porque en cada ser permanece latente, el niño que siempre llevamos dentro y que hay que cultivar.
    saludos

  5. Poio dice:

    Me pasa igual… me vuelvo loco de alegría con los hijos de mis primos, jugando con ellos, ayudándolos en la escuela, hasta sacándolos a patadas de casa porque no me dejan de molestar ni hasta cuando trabajo… pero de ahí a tener los mios…

    cierto que a mí se me complica más que a vos (una cuestión biológica nomás), pero es algo que no puedo hacerle entender a mi vieja que me viene pidiendo nietos desde hace dos años :S

    sevemos

  6. Emilia Lucía dice:

    Los niños alegran el alma, pero es evidente que hoy en día toca pensar mucho para traerlos al mundo.
    Por mi mente por lo menos no ha pasado esa idea, entonces solo veo reir a los de mis familiares y algún vecinito. Un abrazo..

  7. YeRu$h@ dice:

    Los niños……. ah… Es divertido tener sobrinos.. Y pienso igual que tu.. Por ahora no… 😉 A mi me encanta jugar con mi sobrinito de un año apenas… Me encanta comprarle cosas, consentirlo, ver los bebes de los demas.. Aunque no te voy a negar que en muchos momentos se me despierta aquel sentimiendo maternal que es agradable pero adoro mis 8 horas de sueño o mas… Cuando quiero salir salgo sin tener que preocuparme por… tantas cosas que uno tiene que tomar en cuenta teniendo bebes… Nuh! Mas tarde mejor….. Saludos Cata.

  8. vanedesanz dice:

    Tu post me recordo a una cancion del español Enrique Bunbury llamada “De mayor” que dice… “De pequeño me enseñaron a querer ser mayor, de mayor quiero aprender a ser pequeño, asi cuando cometa otra vez el mismo error, quizas no me lo tengas tan en cuenta” Una frase que sin duda representa esa inocencia que perdemos al crecer pero siempre queremos conservar, aunque sea un poco para seguir teniendo esa “energia” o “vida” que tienen los niños. Tal vez esta relacionado con eso, con que cuando eres un niño los errores te los perdonan porque solo eres un niño pero de adulto no es lo mismo, te recuerda a las frases de tus padres cuando eras adolescentes reprochandote… “Ya estas grande para estas cosas”. Besos desastrosos, pero sabrosos

  9. M!~ dice:

    Y recuerda que si llegas a tener a Catalina Jr. o a Catalino Jr., yo como tu comadre number one, seré su madrina.

    😉

  10. aydsu dice:

    ¡Puf!
    Yo tb tengo una relación algo bipolar con los niños, pero por muy llorones que se pongan o por mucho que griten desobedezcan o lo que sea, se siente, se siente en ellos esa magia de la que hablas, y que a mi entender es Vida, con mayúsculas, que vamos perdidendo poquito a poquito hasta que llega su hermana Muerte y gana la partida…

  11. Tajalápiz dice:

    Uno nunca está listo para tener hijos, ni los hombres ni las mujeres. Los hijos llegan porque se dan y son ellos quienes nos van enseñando a ser papás, papás que cometerán errores como todos los padres, humanos somos. Es verdad que el porvenir no parece muy apetecible (¿cuándo lo ha sido?) pero los malos de la película no se hacen tantas preguntas y seguirán poblando este planeta, incluso con sus clones. Es una cuestión de equilibrio. Y los sobrinos, por lindos que sean, no bastan. Pero entiendo el no tenerlos por la enorme libertad que implica.

  12. Zinar: Tú serías un buen padre. Parece que los que haríamos muy bien el papel de padres no tenemos tiempo para serlo. Jajaja. Ayer estuve jugando con Joshua y con otro encanto de niño llamado Isaac, me divertí mucho pero definitivamente tienen muchas más energías que uno. Mejor dicho, a ellos no se les agotan.

    Leyla: Quédate con dos, no le sumes más a esa cuenta que puedes enloquecer, jajajaja, mucha suerte con tus hijos y un abrazo a los tres.

    Epi: Por ahora no es algo que me desvele. Además tengo muchos planes en los que los bebés no encajan.

    Ricardo: Yo tengo la niña mía muy cuidada 😉

    Poio: En las mismas anda mi madre. Ojalá que mi hermano que se casa en un mes le cumpla el deseo. Sevemos

    Emily: Yo no sé, pero creo que algún día te veré de mamá. Ya veremos qué pasa.

    YeRu$h@: En lo mismo pienso yo y por eso he optado por el no. Pero uno nunca sabe.

    Vane: No hay que perder el niño pero tampoco dejar que este nos gobierne. Todo debe tener un equilibrio. Aunque de vez en cuando viene bien alguna pataleta.

    M!~: Si llego a tener a Ana o Tomás, tú y Calixto serán los padrinos. No hay discusión.

    Aydsu: La muerte gana la partida según la intensidad con la que hayamos vivido.

    Tajalápiz: Por ahora me entretendré con los de mis primos y amigos y la vida ya dirá qué haré con los mío. No hay afán.

  13. Navarro dice:

    Lo suyo es disfrutar cada segundo…aunque sean unas “pilas alkalinas” de esas jeje
    Salu2

  14. Jeje, ¡qué tierno texto! ¡y qué lleno de razón! Es increíble la capacidad que tienen los niños para arrancarte una sonrisa. No puedo dejar de admirar su vitalidad. A mí siempre me ha resultado gracioso cuando te encuentras a uno por la calle, se te queda mirando fijamente, y luego te hace cualquier tipo de gesto o monería para lograr despertar en ti cualquier tipo de reacción. Sin duda unos geniecillos, lo mejor de lo mejor. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s