El libro de bolso

Publicado: mayo 4, 2008 en Catalina, Literatura
Etiquetas:, , , , , ,

Muchas veces cuando salgo a un lugar donde sé que se van a demorar en atenderme, o voy a encontrarme con alguien y es posible que se demore en llegar, llevo un libro para aprovechar el momento y seguir devorando historias. Sin embargo, no siempre resulta así de perfecto y estos libros que cargo y cargo terminan paseando de un bolso a otro, de un lugar a otro, para terminar siendo leídos en la cama antes de dormir.

Es como una jugarreta de la vida. Cuando recuerdo llevar un libro para aprovechar los ratos de espera y leer, nunca me queda tiempo. Si lo llevo para leer a la hora del almuerzo, seguro me citan a alguna reunión. Si lo llevo a una fila de banco o salud, resulta que no hay congestión y no me demoro nada en la diligencia. Si me voy a encontrar con alguien, cuando llego ya está en el lugar acordado esperándome y, otra vez, el libro se queda en el bolso hasta la noche.

Pero si algún día lo olvido ocurre todo lo contrario, filas enormes, largas esperas, horas de ocio y uno con ganas de leer alguito y añorando los libros que dejé en la mesa de noche.

Así que ya poco importa si los cargo y no los leo. Si no avanzo ni dos párrafos y se quedan guardados en el bolso. En adelante, nunca me faltará un libro, así suceda como hoy que saqué a García Márquez a pasear y no lo dejé ver la luz del sol.

Anuncios
comentarios
  1. Poio dice:

    Es la maldita Ley de Murphy!!! Leíste mi último post??? “Si algo puede salir mal, saldrá mal.” En este caso podríamos dictar una nueva ley:

    LEY DE TUJILLO
    Cuando lleves un libro en el bolso para aprovechar el tiempo de espera para hacer un trámite, ese día entrarás y saldrás del lugar sin tener que esperar nada. El día que no lo lleves, perderás horas haciendo cola para ser atendido.

    Yo por eso elijo llevar una Spiderman… seguro que no voy a poder leerla, pero al menos no hará tanto bulto al pedo 😛

    sevemos

  2. Emilia Lucía dice:

    Cata yo si no puedo leer en la calle, la gente que va y viene me desconcentra, o el ruido del ambiente, los espacios abiertos no se hicieron para que yo lea, jajajja.
    Además mis carteras suelen ser pequeñas y de seguro así cambien de tamaño no encontraras un libro dentro de ellas.

  3. Yo si puedo leer en la calle, bueno cuando estoy sentado o parado, en movimiento todavía no probé.

    Gracias por pasar por mi casa!

    Marcial

  4. Suele pasar, yo no he leido hoja de papel alguna, sea o no libro, desde hace poco mas de un mes, todo sobre la computadora y aunque no creo que sea la mejor forma de leer (o no la mas salubre), me mantengo creando mitos de pedacitos de historias de alguien mas.

    Saludos azules

  5. Epi dice:

    Yo siempre prefiero leer antes de dormir que tener que llevarme el libro por ahí de paseo, porque al final sólo lo acabo sacando de paseo.

  6. Leonardo David Urrego dice:

    Al igual que muchos mi hora preferida para leer es antes de acostarme en mi cama a descansar, siempre es relajante olvidar los problemas antes de acostarse y desconectarnos del mundo, nada mejor que leer un buen libro y dejar que sus páginas nos atrapen y transporten lejos de la rutina diaria para olvidar por un momento aquellas cosas que pueden agobiarnos.
    Yo no puedo leer en lugares públicos ya que en la mayoría de ocasiones la gente termina distrayéndome, es por eso que siempre escojo lugares muy tranquilos y que mejor que mi cuarto.

  7. YeRu$h@ dice:

    NO puedo leer libros….. No puedo… siempre me duermo! Saludos! Un abrazo…

  8. […] a la mala experiencia que Cata nos contó en su último post, agrego esta nueva ley al listado […]

  9. Pili dice:

    Jejejejeje… yo hago lo mismo, Cata, sobre todo en verano… o cuando voy a la pelu, jijiji… que hay que ir con paciencia y tiempo!!! 😉

  10. Rowin dice:

    Ya sé que la lista de libros la guardarás hasta diciembre…
    De todas formas, te añado a uno más: ‘El niño con el pijama de rayas’ de John Boyne, me lo regaló mi madre el otro día para mi cumple..soy la única que falta por leerlo, ya que a ella le encantó y se lo había regalado anteriormente a mis 4 hermanos!!
    Ahora está en mi mesita de noche, esperando a que termine de leer Leviatan, de Paul Auster, que por cierto..al final también lo saqué del bolso…pero espero volver a meterlo!!
    muchos besis desde ROma!!

  11. medea dice:

    jejeje. igual me pasa. Con los libros, o con un proyecto para tejer. Creo que un día exitoso es cuando a la vez puedo sacar el libro, conseguir un café y tejer mientras leo. AH. Las maravillas del multitasking. Claro, siempre ando un maletín. Carteritas pequeñas y de moda no me sirven para andar tanta cosa como la que ando.

  12. marilupy dice:

    Hola!
    Gracias chica por compartir mi cumple, es lindo sabes?

    Interesante post… y la verdad que no puedo concentrarme para la lectura de un libro en lugares donde hay gente en movimiento… más bien escucho música con el volumen bajito… (mp4)
    Leo cuando ya todos están descansando en mi casa, y el silencio es mi territorio.
    Un beso y nuevamente gracias.

  13. tajalapiz dice:

    Y estoy seguro que los libros nos lo agradecen de sacarlos a pasear, a lo mejor los personajes aprovechan para echarse una cana al aire sin que nos demos cuenta y se toman una cerveza en algún café; es que siempre apretados los unos contra los otros, o debajo de una pila o por ahí arrumados agarrando polvo, deben de aburrirse. Imaginen lo que es estar en el bolso de una chica, ¡cuántos encuentros insólitos! Sin contar que para ellos, siempre será la expectativa de ser leídos…
    bonne journée

  14. Caminante dice:

    Pues entonces ya sabe, lleva siempre contigo un libro en el bolso, porque seguro que llegará el día en que en uno de esos momentos de espera… sea realmente un momento de espera.

    Un saludo amiga.

  15. Isa Estrada dice:

    Cata lo importante es que el día que menos pienses vas a poder abrir ese libro en algun lado en donde ni la ley de murphy ni nadie pueda interrumpirte la lectura mientras esperas el turno en espera larga y prolongada para que puedas avanzar siquiera 3 o 4 párrafos.

  16. R.E.L. dice:

    Yo por eso leo antes de dormir, encerrado en mi habitación.

  17. guvida dice:

    Hago lo mismo, en mi backpack siempre llevo el libro que estoy leyendo. Solamente puedo leer uno al mismo tiempo. Si lo empiezo a leer y me va gustando le sigo hasta terminarlo, pero si no me gusta, lo pongo a un lado e inicio otro. Me he topado que en ocasiones estoy leyendo y se me va el tiempo. Reciemtemente leí La Quinta Montaña, y me gusto tanto que me lo avente en menos de un fin de semana, sin embargo, hay ocasiones en que me termnan aburriendo y me tardo meses en leerlo. Aun así, no empiezo otro si no me decido a dejar de leerlo o a acabarlo.
    :S

  18. Bueno, por lo menos pasea el libro

  19. burocracia dice:

    A mi me pasa lo mismo…. je!

    Al final, uno se acostumbra a pasear libros, y bueno, tampoco les viene mal a ellos…

  20. miguelangelh dice:

    AHHH, es bueno saber que no soy al unico al que le pasa eso. 😉

  21. Pal dice:

    ciertocierto… pasa… pero yo leo varios al mismo tiempo, aunque siempre tengo uno principal… se lee por tantos motivos! … no todos son para leerlos en la cama, encuentro yo… además se pueden leer cosas aburridas y por obligación en esas situaciones, y ahí si que te dejan esperando!
    Un beso y suerte!

  22. putoloco dice:

    como bien dice POIO. eso es debido a la ley de murphy. todos somos victimas.

  23. Patton dice:

    Me uno. Llevo tiempo organizando una colecta para reunir un matón que se encargue de poner al tal Murphy ese en su lugar. Nada que da resultados.

  24. darioperezb dice:

    Es menos desesperante tenerlo y no usarlo que quererlo y no tenerlo. Así que así sea para sentir su compañía siempre es mejor tener un libro a la mano.

  25. Poio: Jajaja, ya tengo ley. Ahora si puedo cantar: Con dinero y sin dinero hago siempre lo que quiero y mi palabra es la LEY… Sevemos.

    Emily: Todos mis bolsos son grandes, así que me caben libros bien grandotes. Ya les contaré un día cuántas cosas cargo a diario.

    Marcial: En movimiento me caigo, creo yo. Gracias a ti por pasar por la mía. Nos seguimos viendo.

    Un Cronopio Lennon Yo prefiero leer en papel, le saco un gusto enorme. En la pantalla me da pereza y me parece incómodo. Aunque algunas veces sí lo he hecho. Saludos rojos.

    Epi: Antes de dormir es bueno pero me da mucho sueño, y si estoy muy entretenida me desespera que se me empiecen a cerrar los ojos.

    Leo: ¿Cómo vas con el que tenías en la mesa de noche el domingo?

    YeRu$h@: Yo no puedo vivir sin leer… No puedo… jiijijiji. Es lo mismo que el cine, no puedo vivir sin ir a cine… No puedo… Un abrazote.

    Pili: Cuando voy a la pelu me leo todas las revistas de moda, es la única parte donde puedo hacerlo y depende de cuántos chismes nos vayamos a contar el estilista y yo.

    Rowin: Ese me lo recomendó Leonardo hace poco y me llamó mucho la atención. En mi mesa de noche —y en el bolso— tengo Relatos de Eduardo Peláez Vallejo. En espera Angosta, uno sobre mandalas y otro de grandes reportajes colombianos que me lo regaló hace poco una persona que quiero y me quiere mucho. Son hermosos los libros que nos dan las personas que amamos. Muchos besis para ti también desde Medellín.

    Medea: ¡Las mujeres sí que sabemos de multitasking! Libro y café es una combinación maravillosa. Cada vez que alguien dice café no me aguanto la tentación y voy por uno.

    Marilupy: Es el día más especial del año, te mando otro abrazo y otro beso. La música es mi compañera cuando voy sola por la calle. Por la mañanas, cuando voy a la oficina, siempre voy a ritmo de salsa. Es como si me recargara de enrgía con la buena vibra de la salsa. En la medida en que pasan las horas se mezclan todos los ritmos y me convierto en rocola.

    Tajalápiz: Qué bonito eso que decís. El que estoy leyendo ahora tiene personajes reales que viven en la ciudad. Te imaginas si algún día por casualidad me los encuentro y yo con el libro en el bolso, y que vaya saliendo el personaje en letras y se encuentre con el personaje en piel… ¡oh, qué sorpresa!

    Caminante: Lo hago, lo hago. Y últimamente sí que ha servido llevarlo. Un saludo amigo con música en los dedos.

    Isa: Y así funciona, siempre es el día menos pensado. Besotes.

    R.E.L.: Yo nunca me encierro, me gustan las puertas abiertas.

    Guvida: Me pasa igual, no me gusta leer varios libros a la vez. Hace parte de mis toques neuróticos. Mis amigos, en cambio, alternan hasta cuatro. No sé cómo hacen.

    Ricardo: Pasea conmigo, eso es un honor.

    Burocracia: Yo creo que le cuentan sus historias a los acompañantes del bolso.

    Miguelangelh: Somos muchos por lo que leo.

    Pal: No lo había pensado y tienes razón. Hay libros que se leen mejor dependiendo de donde uno esté. Otro beso y suerte.

    Putoloco: Y victimarios.

    Patton: Seguro la explicación de que no dé resultado es otra ley de Murphy.

    Dario: Eso me recuerda una caricatura de Aleida que leí, pero el tema era otro. Sin duda, el libro es una excelente compañía.

  26. Toronaga dice:

    A mi también me pasaba, menos mal que me pase a los hombres con bolso….. no se como me las arreglaba antes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s