Contra los violentos

Publicado: marzo 7, 2008 en Colombia
Etiquetas:, , , , , , ,

Jorgelina vivía en Pinguro, una vereda del municipio de Giraldo al occidente de Antioquia. Su casa era una de las más alejadas del caserío. Vivía de lo que la tierra le daba. Algunos de sus hijos se habían radicado en Medellín y sólo quedaba con ella su hija menor. Un día llegó la guerrilla y se instaló en su casa. Nada qué hacer, ¿cómo negarse? ¿Cómo enfrentarse a un fusil que apunta a tu cabeza si intentas resistir?

Allí estuvieron todo el tiempo que quisieron. Viviendo a expensas de ella y exponiéndola a múltiples peligros por tenerlos en su casa, aunque fuera contra su voluntad.

Se fueron los guerrilleros y llegaron los paramilitares. Al igual que los otros, sembraron el terror en la región. Éstos le dijeron que se fuera del pueblo. Pero ella, aferrada a su casa y su tierra, decidió esperar un poco mientras la cosecha de café estaba lista para recoger y su hija terminaba el año escolar. Quizás tenía fe en que la situación cambiaría. Quizás se negaba a ser desplazada. Quizás, simplemente, quería vivir en el lugar que había elegido y que nadie tenía derecho a arrebatárselo.

Un día, la hija de Jorgelina se fue a jugar un partido de baloncesto. En su camino vio que unos paramilitares se dirigían hacia su casa. Cuando se encontró con las amigas les contó que estaba preocupada, que sentía miedo por habérselos encontrado. Unos minutos después escucharon los disparos.

Cuando llegó a la casa encontró a Jorgelina en el patio. Le habían disparado por la espalda. No se sabe si trató de escapar o le dijeron que corriera para luego asesinarla. De nuevo hablaron las armas por los humanos.

Hoy sólo quedan ruinas. Tiempo después de su muerte, no se sabe cuál de los dos grupos, le prendió fuego a su casa. No quedó nada, sólo su recuerdo entre nosotros.

Por la prima Jorgelina y Ricardo Múnera, las dos personas de mi familia víctimas de la violencia en Colombia. Por Gloria Ulcué Chocué (asesinada) y Claudia Patricia Monsalve (desaparecida), cuyas fotografías llevé en pecho y espalda durante la marcha. Por los asesinados, los desaparecidos, los desplazados, los secuestrados, por todas las víctimas de la violencia en nuestro país, marchamos hoy y dijimos: NO MÁS.

Contra los violentos. Contra todos los que portan armas. Contra la guerrilla y los paramilitares. Contra los que disfrutan la violencia. Contra todos ellos marchamos y dijimos: NO MÁS.

Quiero compartir un poema de Gioconda Belli. Lo leí cuando cumplí 17 años en un libro de poesía que me regaló mi abuela. Apenas comenzaba mi carrera y fue especial conocer la obra de Gioconda, una mujer con mucha sensibilidad social. Aquí está:

Huelga

Quiero una huelga donde vayamos todos.

Una huelga de brazos, de piernas, de cabellos,

una huelga naciendo en cada cuerpo.

Quiero una huelga

de obreros

de palomas

de choferes

de flores

de técnicos

de niños

de médicos

de mujeres.

Quiero una huelga grande,

que hasta el amor alcance.

Una huelga donde todo se detenga,

el reloj

las fábricas

el plantel

los colegios

el bus

los hospitales

la carretera

los puertos.

Una huelga de ojos, de manos y de besos.

Una huelga donde respirar no sea permitido,

una huelga donde nazca el silencio

para oír los pasosdel tirano que se marcha.

Anuncios
comentarios
  1. Emilia Lucía dice:

    Cata es un triste recuento de lo sucedido en tu entorno familiar, muchas familias colombianas, sufren y padecen estas formas de violencia. Quizá las marchas no generen mucho a nivel de soluciones, pero por lo menos son formas de expresar el inconformismo hacia muchos temas latentes en el país. El texto de “Huelga” es un buen texto que enuncia como las buenas acciones pueden primar para alcanzar logros.

  2. Jordicine dice:

    Estoy totalmente contigo. Menudo sufrimiento! Acabo de leer un libro ‘La sangre de los inocentes’ que cuenta como, a veces, los amigos acaban matándose por órdenes de otros. O lo haces tú… o nos cargamos a toda tu familia. Algo así. Duro, durísimo. Te recomiendo el libro. Es de una periodista española que se llama Júlia Navarro, autora, entre otros, de ‘La bíblia de barro’ y ‘La hermandad de la sabana santa’. Un beso.

  3. lncognito dice:

    Sensible historia, valioso poema

    Un saludo solidario, Yo

  4. Me ha emocionado muchísimo lo que has escrito, y más hoy que los terroristas en mi país, han acabado con la vida de un ex-concejal con tres tiros.

    ¿Para qué? Para que hablen de ellos ahora que el domingo tenemos que ir a votar.

    Y ahora… otra familia destrozada. Sólo tenía 42 años y deja 3 hijos.

    La poesía que has puesto de Gioconda Belli me parece muy acertada, muy directa.
    Sólo he leído un libro de ella, y me dejó mucha huella

    Día triste…

  5. Blue Lennon dice:

    No se que decir. Por principio, que hay personas que viene al mundo sin objetivo y en medio de su miedo y desesperación por no ser nada pretenden hacer lo mismo con los demás.

    Y en casos como esos, o conservar la calma y vernos como naturaleza o levantar la voz, y quizás las armas.
    Es difícil, perdona por meter las narices sin saber que decir, mas que resistencia y mente fría.

    Somos uno, pero unos son mas otros que uno.

    Saludos azules

  6. mariandre dice:

    El miedo una vez más es el mecanismo a usar de muchos (los sin nombre)… está en nosotros la actitud con la que tomamos las cosas, y aunque dolorosas, inexplicables, inalterables somos quienes deciden si es negro o blanco….
    Prefiero que sea blanco – por más negro que pinte el ambiente – prefiero, para que así lo vayamos llenando de colores con la simpatía de nuestras naciones, la armonía de nuestros corazones, y la solidaridad de nuestras relaciones…
    Yo quiero una huelga donde todos bailemos y gocemos, que se convierta en una fiesta y nos haga vibrar.
    Beso.

  7. Epi dice:

    Aterradora historia la que has puesto.

    Aunque hoy aquí, en España, un miembro de ETA ha matado esta mañana a un ex-polítoco del PSOE.

  8. Poio dice:

    Espero que esta marcha haya servido para que no tengamos que contar más historias como la de Jorgelina. Qué maldición nos habrán echado nuestros antepasados americanos para que en toda esta hermosa tierra en la que vivimos pasen cosas como éstas???

    sevemos

  9. saintterriens dice:

    PAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAZ, CARAJO

    AL MENOS SE EVITÓ LA GUERRA

  10. miguelangelh dice:

    es una pena leer esa situación y como tu familia ha tenido que lidiar con eso.

    Ojala la marcha traiga prontos y positivos resultados.

  11. Por un mundo repleto de seres humanos tolerantes, amorosos y no violentos, capaces de emocionarse con el dolor ajeno y comprometidos con la libertad de los demás, hermanados con todos los otros hombres y mujeres, nada más que por su condición humana y con independencia de cualquier otro rasgo anecdótico como raza, credo, ideología o nacionalidad.

    Por la paz y la libertad, este brindis-comentario.

  12. Tajalápiz dice:

    Te mando un poemita escrito hace ya algún tiempo y que tu remembranza me recordó.

    ANONIMO NUESTRO

    No hemos tenido Nosotros Grandes Guerras
    Ni monumentos a la gloria de memorables batallas
    héroes fechas ni conmemoraciones
    Sin embargo hemos caído
    tanto como tantos otros
    sólo por andar de brazo con la vida
    O hacerle fiesta a la verdad
    a veces a traición
    por no haberle puesto los cubiertos a la muerte
    o encender un candil donde prospera la sombra

    Como el pájaro fuimos
    cuyo instinto sabe las mañas de la fiera
    pero no lo preserva

    Viudos
    Aprendimos a contar nuestras víctimas
    A olvidarlas por otras
    Más grandes
    Más recientes
    Cada vez más nuestras
    Y mirándonos en el espejo amargo de los sobrevivientes
    Aprendimos también a regresar
    La vida terciada en las espaldas

    Quizás sólo la tierra
    Desordenada y sumisa a la rapiña
    Sepa qué hacer con aquel mayorazgo
    De llanto mayor que la erosiona
    Nosotros
    Al margen de la Historia pero no de su curso
    Aún de pie bajo el roto caedizo de la esperanza
    Y sintiendo todavía el calor de las manos
    No reclamamos fechas monumentos conmemoraciones
    La vergüenza de un párrafo no hace falta a nuestros mártires
    Sólo déjennos poner con el silencio nuestro
    Un nombre en nuestras tumbas

    LTorresL

  13. Emily: Yo insisto, tenemos que seguir marchando. Hay que llamar la atención de todos para que juntos nos pronunciemos por la paz.

    Jordicine: Tendré el libro en cuenta. Gracias 😉

    lncognito: Gracias, tú.

    ¿Escritora o escribidora? Supe lo de tu país y te acompaño. Todos tenemos que unirnos para rechazar la violencia venga de dónde venga.

    Blue Lennon: Por eso los unos debemos unirnos para que los otros violentos no callen nuestras idean. Saludos rojos 😉

    Mariandre: Inundemos el mundo de colores, alegría y amor. Hagamos esa huelga. Beso.

    Epi: La historia que he puesto se suma a miles que ha dejado esta guerra. Por favor digamos ya, de una vez, NO MÁs.

    Poio: Nuestra tierra es de un verde hermoso y nos empeñamos en pintarlo de rojo. Hagamos como dice Mariandre, hagamos la fiesta de colores. Sevemos.

    Saint Tèrriéns: Al menos esta vez. Sigamos unidos para que no haya más.

    Miguelangelh: Los traerá si no dejamos enfriar los ánimos.

    Estevo Raposo: Brindo contigo.

    Tajalápiz: Muchas gracias, ha sido un momento bellísimo y doloroso leer tus palabras.

  14. darioperezb dice:

    El Maestro Carlos Fuentes en uno de sus relatos decia en boca de un campesino: “Llegaron los primeros y se llevaron las gallinas y luego los que me iban a defender tambien se llevaron las gallinas, para mi todos son simplemente los que se llevan las gallinas”. Es la triste historia de nuestra tierra latinoamericana donde los fusiles que dicen defendernos nos matan y matan la selva y la montaña.

    Marchar quizá no acabe la guerra pero ayuda a que no nos acostumbremos a ella.

  15. Darío: Me hiciste asomar las lágrimas. Se siente mucho dolor, pero el llanto también sana y purifica. Gracias.

  16. Leonardo David dice:

    Pues haber Cata, por falta de buen tiempo no había podido entrar de nuevo tu blog y leer detenidamente tus publicaciones. Déjame decirte que me tocas el corazón con este artículo porque estamos hablando de nuestra sangre y es difícil no conmoverse al ver cómo nuestra familia ha sido víctima de este conflicto ridículo causado por un hato de animales cobardes y eso que decirles animales seria insultar a la fauna. No sé como en el mundo puede haber personas de este tipo, que solo viven para hacer maldad.
    Hace algunos días me llegaron al buzón de mi correo unas fotos de la guerra en Irak y Afganistán, me dejaron impresionado pero la verdad no tenemos que ir muy lejos para ver estos actos de barbarie, aquí tenemos nuestro propia materia prima.
    Me uno en protesta en contra de la violencia y en contra de quienes la fomentan, quienes son el cáncer de nuetro país y del mundo.
    ¡Que viva el pueblo colombiano y que se mueran la guerrilla y los paracos que aquí nadie los quiere!

  17. […] también me hizo recrear una escena que hasta hoy es un misterio en mi familia. La muerte de Jorgelina, la prima de mi mamá que fue asesinada por un grupo paramilitar y cuya historia conté en Contra […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s