Afuera

Publicado: enero 3, 2008 en Cine, Sociedad
Etiquetas:, , , , , ,

Alguien que quiero mucho me decía en estos días: “La libertad tiene una primera etapa muy dura. Pero si sos fuerte serás súper feliz”. Y tiene razón, ser libre puede ser más duro que ser esclavo. Como seres humanos nos gusta sentirnos seguros aunque no tengamos vida. Ayer recordaba sus palabras mientras veía Manderlay, de Lars Von Trier, quien en esta oportunidad aborda el tema de la esclavitud y su abolición en Estados Unidos.

Luego de que Grace, su padre y los gánster acabaran con Dogville, continuaron su camino hasta toparse con Manderlay. Allí la joven no puede evitar involucrarse en la vida de los esclavos de la hacienda y decide tomar partido por su libertad. Pero a veces lo que creemos esclavitud no es más que voluntad de sentirse protegido. En Manderlay no había esclavos, había temores, puros miedos de cruzar la reja y ser libres. Con ese panorama, la presencia de Grace no sirvió de nada y, finalmente, todo quedaría como al principio y peor.

A veces pretendemos darle alas a quien no quiere volar. Nosotros mismos tenemos la puerta abierta y no saltamos. Nos llena de pánico levantar un pie para dar el paso. No nos gusta la carrera que estudiamos pero la terminamos, no nos gusta el trabajo pero no renunciamos, no nos gusta la vida que llevamos pero la seguimos viviendo hasta morir sin nada. ¿Dónde se adquiere ese espíritu libre y aventurero? La respuesta es sencilla y complicada: En uno mismo. Mientras seamos esclavos de nosotros no seremos libres de nada.

Estar afuera es difícil. Entenderlo, vivirlo y hasta padecerlo puede doler. ¿Pero no es preferible padecer por vivir que por morir adentro?

Manderlay, Dinamarca, Suecia, Reino Unido, Francia, Alemania y Holanda, 2005. Dirección y guión: Lars Von Trier. Producción: Vibeke Windeløv. Fotografía: Anthony Dod Mantle. Montaje: Molly Malene Stensgaard. Dirección artística: Peter Grant. Vestuario: Manon Rasmussen. Reparto: Bryce Dallas Howard, Isaach de Bankolé, Danny Glover, Willem Dafoe, Michäel Abiteboul, Lauren Bacall, Jean-Marc Barr, Geoffrey Bateman, Virgile Bramly, Dona Croll, Jeremy Davies, Udo Kier y Chloë Sevigny.

Nota: El título del post me vino de la canción Afuera de Caifanes.

Anuncios
comentarios
  1. M!~ dice:

    Tienes razòn.

    Caifanes. Me da risa Sabo Romo, cof cof cof Sabor Homo cof cof cof.

  2. Emilia Lucía dice:

    Cata el final del texto me hizo pensar en cambiar tantas cosas de mi vida!!! pero….como bien lo dices “la respuesta es complicada” y pues llegar a la acción aún más, por eso muchas veces a uno le toca “morir por dentro” porque la vida a pesar de que uno quiera no le da posibilidades de hacer muchas de las cosas que uno quiere.

  3. santiagodelrio dice:

    En Villazón te fabriqué un monumento con restos de vías ferreas; en Uyuni, de sal; en Oruro forjé uno muy bonito de plata y estanio; uno de mugre en La Paz; otro oratorio bonito de aire puro en las Yungas, y uno de hojas de Ambay en Rurrenabaque. Dejé de ser promesero de Antonio Gil —el gauchito— para rendirle culto a la sabiduría de Doña Cata. Bien por la libertad!!!!

    Conseguí canoa!!!!!

    Mañana, por fin, nos embarcamos.

    Un abrazotototote.

    Apuesto una vida de alegría, al fruto de tu dolor inicial por la libertad.

    Slautem.

  4. M!~: Esa afirmación me encanta. Hey, los poemas están geniales, hasta to caí por ahía, jajaja.

    Emily: Dale de una, no tengas miedo. Es mejor ahora que el arrepentimiento después.

    Tiago: Gracias… Qué bueno que conseguiste la canoa, cuidate mucho. Otro abrazotototote, slautem.

  5. lanweil dice:

    Me va aquedar un comentario que casi parece otra entrada, espero que no te moleste.

    Primero gracias por tu comentario me alegro de que te gusten los dibujos.

    Y sobre la libertad y todo esto pense hace poco al leer algo de Rabindranath Tagore. Esto:

    El pajaro manso vivia en la jaula, y el pajaro libre en el bosque. Mas su destino era encontrarse y habia llegado la hora.
    El pajaro libre cantaba: “amor, volemos al bosque.” El pajaro preso decia bajito: “Ven tu aqui; vivamos los dos en la jaula.” Decia el pajaro libre: “Entre rejas no pueden abrirse las alas.” “!Ay¡”, decia el pajaro preso: “¿Sabre yo posarme en el cielo?”

    El pajaro libre cantaba: “Amor mio, pia canciones del campo.” El pajaro preso decia: “Estate a mi lado, te enseñare la cancion de los sabios.” El pajaro libre cantaba: “No, no, no; nadie puede enseñar canciones.” El pajaro preso decia: “¡Ay! yo no se las canciones del campo.”

    Su amor es un anhel infinito, mas no pueden volar ala con ala. Se miran y se miran a traves de los hierros de la jaula, pero es en vano su deseo. Y aletean nostalgicos y cantan: “Acercate mas, acercate mas.” El pajaro libre grita “No puedo. ¡Que miedo tu jaula cerrada!” El pajaro preso canta bajito: “!Ay¡ No puedo. ¡Mis alas se han muerto!”

    A veces lo que no nos permite ser libres, las dependencias, los miedos, habitos, necesidades, etc. es lo que nos hace ser lo que somos y no es tan facil renunciar a ello ni tan facil ser totalmente libre. Pienso yo…

    Un saludo.

  6. La libertad no se aprende, se aprehende.

    Completamente de acuerdo con lo que dices.

    Un saludo.

  7. Alias "ciudadano" dice:

    Siempre escuchamos que la vida es corta y hay que vivirla “libremente”, la cagada es que también existe la probabilidad de vivir muchos años, y no siempre vamos a contar con juventud y fuerza para ponerle el pecho a las adversidades que pueden venir como consecuencia de nuestra “libertad”. Para eso hay que prepararse con tiempo.
    Estoy totalmente de acuerdo con dejar de estudiar una carrera que no nos gusta (de hecho, pienso que pasar muy rapido del colegio a la u sin haber vivido un poco más es contraproducente) y dejar trabajos que nos frustran, pero como en todo, la clave es el equilibrio.

  8. Lanweil: Bienvenido al blog. Es triste la historia de Tagore. No podemos quedarnos en la jaula, afuera hay tanto por conocer que no es justo limitar la vida a cuatro paredes.

    CelebrityDeath: Bienvenido al blog. Tienes razón, hay que agarrarla, asumirla, hacerla propia.

    Alias: Exacto, hay que mantener el equilibrio, pero no dejar que éste nos aleje de vivir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s