¡Uy, mirá qué de buenas!

Publicado: diciembre 29, 2007 en Urbe
Etiquetas:, , ,

Estaba en el Palacio de Bellas Artes esperando a Diana. Hace mucho que no nos veíamos y teníamos muchas cosas para contar. Pero tengo la costumbre de ser puntual, incluso a veces exagero y llego muy temprano. Por el contrario, Diana es incumplida y hoy me di cuenta que tiene el reloj atrasado.

Quedamos de vernos a la una. Llegué faltando veinte minutos. Pero sé que no debía desesperarme porque la que llegó antes de lo acordado fui yo. Sin embargo pensé que de pronto no le había dicho que era en Bellas Artes de la Playa sino en el Pasaje Cervantes. Así que esperé a que fuera la una para llamarla.

Junto a mi estaba un señor con un carrito de ventas… chicles, cigarrillos, mentas, bombones, todos esos artículos de cien pesos que le dan con qué vivir, y hasta ser feliz. Junto a él estaba su nieto, que se encargaba de vender los minutos de celular. Nunca he apoyado el trabajo infantil pero decidí comprarle un minuto para llamar a Diana.

Luego de saber que mi amiga tardaría más de lo esperado le pregunté al niño cuánto le debía. Él miró el registro de la llamada y me dijo que eran trescientos pesos. Le pagué con dos monedas de doscientos y me fui sin esperar el vuelto. Escuché cuando le dijo al abuelo: “¡Uy, mirá qué de buenas!”

Él sintió alegría… yo me sentí tan miserable…

comentarios
  1. capitan calixto dice:

    Te haria falta un poco de la humildad musulmana, Cata

    La limosna es un deber en sus creencias

    Y sentirse miserable por darlas, es que en realidad uno se siente superior al que las recibe

    Es bastante simple esa cultura, aunque a nosotros solamente nos llegue la version de su intensa busqueda de la guerra santa y el maltrato a la mujer

  2. Emilia Lucía dice:

    Cata pues no debiste sentirte así, a pesar de lo pequeño del vuelto, el chico se alegro porque otra persona si seguro le hubiera pedido esos $100. Entonces más bien, siente que en el fondo le diste un instante de luz a ese pequeño.

  3. No me sentí miserable por haberle dado cien pesos. Lo que me hizo sentir mal es ver a ese niño tan feliz por tan poco dinero. Yo en cambio tengo tantas cosas que día a día me pasan desapercidas y no me hacen feliz. Tampoco estoy en la inmunda no soy una desdichada. Pero aprendí mucho de la sonrisa de ese niño.

    Un abrazo a Calixto y Emily.

  4. santiagodelrio dice:

    Ricos no son los que más tienen, sino los que menos necesitan. A esas personas, tal vez, sólo les falte un poco de dinero. A nosotros lamentablemente nos faltan tantas cosas q no necesitamos.
    Pero ya seremos ricos.
    Prontito, che cuñataí porá e´ ñande yara.

    Estuve escribiendo una zamba desde La Paz.

    Estoy en medio de la selva. Mucho calor. La gente es la más hermosa que conocí en mi vida.

    Casi nos tiramos en canoa por un río muy crecido. Iba a ser un desastre porque aguas abajo nos esperaba en Angosto del Beo. Yo tuve mucho miedo e interrumpí la locura. Una señora después dijo que casi todos mueren ahí, porque el agua brava choca contra las piedras, y el río que siempre mide 400 mts, ahí sólo acusa unos 50. Y corré muy rápido.

    Gracias a vos nos fue bien ayer, en el Camino de la Muerte, pero vimos dos camiones caídos. Hubo muchos muertos. 5 muertos y 3 desaparecidos ante anoche.

    Estoy todo el día teniende deja vuús (cómo se escribe?) y me ponen muy mal. Siento algo muy raro. HOy estuve mejor pero ayer fue muy feo. ¿Qué son esas cosas? Son como pedazos de sueños que se vienen de golpe y se van antes de que los procese y entienda.

    Estamos en un hotel donde pagamos 2 dólares diarios. la comida 1 dolar y medio. Muy limpio.

    Todo muy maravilloso.

    Mañana vamos a Rurrenabaque, si conseguimos algún transporte. Pasaremos año nuevo en Palos Blancos: En google earth figura como Paquía.

    HOy una chica Aymará de la Paz, que está parando en lo de su madre en San Miguel del Huachi, me ofreció casamiento. Hizo parar el móvil donde íbamos, nos invitó unas cervezas y hace un rato se llegó hasta aquí para llevarme con ella a pasar el año nuevo. No fui. Dijo que era cantante. Todo muy tentador pero… pero… estudiaba psicología. Jajaja.

    Para locos, me quedo con una solo loca a la que quiero un montón.

    A la única que quiero.

    Me la paso comiendo frutas. Muchas.
    Desayuno frutas, almuerzo frutas, cenamos pollo con frutas.

    Qué hermosa es la selva. Los niños andan desnudos por los arroyos, contentos, los padres caminan de una lado a otro, se acercan a hablar. Nadie nos ve como gringos, como pasaba en el altiplano.

    Es bellísimo.

    Lleno de escuelas.

    Escuelas hermosas.

    Gente hermosa.

    Soy muy feliz en la selva.

    La gente es pobrísima de dinero, pero tan rica en felicidad. Todo el día sonríe. La gente sonríe.
    Son ricos.
    Son pobres.
    Son ricos.

    No tienen dinero. Tienen todo el resto.

    Ahora en la otra pieza de la casita hay dos niños riendo.

  5. capitan calixto dice:

    Bien por don Santiago que ahuyenta sus demonios internos en la selva boliviana donde el Che debio ir en vez del sur camino a la Argentina:

    Yo saludo la lucha y los sueños de los pueblos americanos y de todos aquellos que podemos hacer algo mais para mejorarnos, Nada podemos cambiar sino estamos dispuestos a cambiarnos a nosotros mismos;

    No se si me hubiera ido con uds al Beni,

    Hay mucho que hacer en la Argentina, y me brotan estos sesgos de nacionalismo nativo a lo artigas, a lo lópez: Me pega el litoral argentino aunque en diez días salgo para las tierras de Güemes y el norte argentino a conocer a esas gentes tan lindas como las que don Santiago describe

    Viva Nosotros!!

    Viva los que celebramos, aunque mais no sea eso, por un Mundo Mejor y Posible

  6. Tiago: Qué rico todo lo que estás viviendo en Bolivia. Pasá bien bueno y te mando un abrazote, sí, otro más. Cuidate mucho que nos vemos en febrero.

    Calixto: Qué buenos ánimos te veo por estos lados. Por los otros andas de un genio tenaz. Ojo con eso.

  7. santiagodelrio dice:

    Aún no conseguimos la canoa. Tenemos 3 en vista pero se nos está haciendo difícil. Estoy en Rurrenabaque, departamento del Beni. Estamos en la selva, pero aún no hemos podido acceder al río. Conocimos una tribu que no habla castellano, pero nos hacemos entender bastante bien. Nos muestran billeteras vacías y nos abrazan y sonríen.

    Slautem.

    Podrè entrar al msn???

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s