Un amor de registradora

Publicado: diciembre 28, 2007 en Urbe
Etiquetas:, ,

Iba en el Circular Coonatra y me esperaba un largo recorrido desde mi casa hasta Unicentro. Sin embargo, no me quejo de ir en bus, me entretengo mirando a los que viajan conmigo o a la gente que va por la calle. A partir de ahí le invento historias a todo el mundo.

Pocas calles después de subirme, un viejito se paró para bajarse. Pero como le faltaban unas cuadras para llegar a su destino se quedó parado en la registradora. El bus paró y recogió a una viejita, que venía encartada con un paquete. Cuando ella fue a pasar la registradora se miró a los ojos con el viejito y este le ofreció la mano para ayudarla a pasar. Se sonrieron y sus manos estuvieron unidas por más tiempo de lo esperado. Ellos se amaron en ese instante.

Luego él se bajó, ella se sentó y quizás nunca vuelvan a verse. Pero ellos se amaron en ese instante.

Fue lindo verlos y sentirme feliz. Hicieron muy alegre mi viaje hasta Unicentro. Tampoco los volveré a ver pero me ilusionan las muchas historias que vendrán y dibujarán sonrisas en mi vida.

comentarios
  1. Esteban dice:

    jeje, yo tambien he conquistado nenas en el buséfalo, jeje.

    Suele ocurrir.

    jeje.

    Bye.

  2. capitan calixto dice:

    Yo una vez me bajé del colectivo por una chica por la cual me perdí de mirarla,

    Cuando ella se volvió para mirarme, no supe que decirle, Ella se agacho hacia mis oidos y me susurro, “No te preocupes, tontito, si no sabes que decirme, sabras como quererme en el pantano de mis pesadillas, donde te soñaba sátiro y ardoroso”

    Quedé estupefacto de lo que decía, y solo atiné a abrazarla, fuerte, fuerte

    Cuando sentí el aire y su silueta que se esfumaba, me di cuenta que todo habia sido un vil sueño, entre yacarés que me rodeaban fumando un puro correntino, y burlandose de mis romanticadas

    Me camine entre sus esteros hasta su costa oriental, a orillas del Uruguay, en esas Misiones que supieron albergar al mais grande de nuestras tierras

    Y suplí el desamor, con el romanticismo de creer que un mundo mejor, es posible

  3. Emilia Lucía dice:

    Cata que buena historia!, creo que los buses son lugares de encuentros y desencuentros, que a veces nos brindan instantes gratos para recordar. Aprovecho para decir que hoy siento emoción por la posible liberación que en pocas horas (Dic. 28) podremos vivir los colombianos, de dos mujeres y el pequeño Enmanuel que regresaran del secuestro al calor de sus familias, para mí es un grato instante de felicidad como colombiana, ojala estos 3 simbolos de libertad sean el inicio de la liberación de los muchos que siguen en cautiverio, para que Colombia pueda vivir y sentir más instantes plenos de bienestar.

  4. Che Esteban: Tu conquistas nenas donde quieras. Un abrazote.

    Mortician: Saludos.

    Capitán Calixto: Es posible y lo tenemos en Saint Tèrriéns.

    Emily: Sí, también de desencuentros. Lo de la liberación ha sido otro circo, ¿cuándo tomaremos en serio nuestro país?

  5. ChustyTusty dice:

    I’d prefer reading in my native language, because my knowledge of your languange is no so well. But it was interesting! Look for some my links:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s