Fragilidad

Publicado: diciembre 26, 2007 en Urbe
Etiquetas:, , , ,

A veces nos sentamos a planear nuestro futuro. No importa cómo sea el hoy, esperamos lo mejor de mañana. Pero ese mañana no es el día que sigue, es un tiempo que está lejos de lo que somos hoy. Lo que llaman el largo plazo que, a veces, no deja ver la vida que estamos viviendo.

Esta mañana cuando iba a coger el bus sentí un fuerte golpe detrás de mí. Cuando miré, una moto iba por el aire y de ésta salían volando dos personas. Inmediatamente llamé al 123 y reporté el accidente. El lugar se llenó de curiosos, cuando llegaron los socorristas seguí mi camino.

Mientras iba en el bus recordaba a esos chicos cayendo en el pavimento. Una y otra vez sentía deseos de llorar. ¿Hacia dónde iban? Ya no importaba. En cuestión de segundos su rumbo cambió y nadie lo tenía planeado.

De qué sirve entonces desgastarse armando planes si en menos de un segundo la vida te los cambia. Si yo hubiera bajado por ese lado de la calle posiblemente hubiera sido parte del accidente y no estaría acá escribiendo, o quizás sí.

Es una suerte todo lo que nos pasa. Ni el más rico puede asegurar su vida, posiblemente comodidades y privilegios para cuidarla, pero la vida no. Sólo asegura que si muere alguien más reciba dinero. Pero, ¿qué es el dinero si no hay vida? Sin embargo, hay que mantener el equilibrio entre los planes a largo y corto plazo, porque la incertidumbre también incluye la posibilidad de muchos años de vida. Lo importante es estar preparado, lo que sea posible, para cualquier sorpresa que salga de cualquier esquina.

Durante el recorrido en el bus recordé una y otra vez Fragilidad de Sting: “aquellos que han nacido en un mundo así, no olviden su fragilidad”.

comentarios
  1. darioperezb dice:

    Vivir o morir es cuestión de suerte en muchos casos, sin embargo, creamos un filtro necesario en nuestro cerebro porque que sería de nosotros pensando cada momento que vamos a morir en cada esquina. Pienso que hay que hacer planes pero no vivir sólo para ellos, no se puede vivir en el futuro pero debe planearse para que este no llegue, nos pase por encima y no lo sintamos. Somos frágiles pero muy fuertes al mismo tiempo, sino lo fueramos ya hubiesemos sucumbido a este mundo de crueldad natural y artificial que nos rodea.

  2. Emilia Lucía dice:

    Es cierto uno ve muchas cosas alrededor que reafirman que la vida es un soplo y que en instantes ella se nos puede ir. Por eso lo importante es tratar de hacer las cosas lo mejor posible, para de alguna manera vivir la vida que queremos, con instantes de felicidad que nos nutran cada día de existencia.

  3. Esteban dice:

    Hola, muy triste lo que comentas; pero ya que hoy Filosofaste un rato te aporto algo.

    Lo importante de vivir, no es lo que obtengamos materialmente o dejar que los días pasen mientras alguien hace algo por nosotros, lo importante de vivir es sentirnos vivos, sentir que amamos, sentirnos felices y porque no sentirnos tristes.

    Muchos científicos buscan el siginifado de nuestra existencia, pero no la hayan porque esa respuesta esta más alla de nuestra existencia, si… más alla, en la muerte; cuando se deja de vivir uno no se da cuenta de nada, pero creo yo que cuando uno no tiene sinergía con el mundo es porque la vida significa eso, estar en el mundo de cuerpo, alma y espíritu aflorando los sentimientos mensionados arriba y muchos más que la vida ofrece.

    y como tú dices, seamos frágiles; quizá por eso no hubiesen tantos problemas en este mundo.

    Un abrazo.

    Y a los lectores de este Blog, les deseo un Feliz Año Nuevo.

    A Cata, pues que te quiero mucho y me encanta lo que haces por aca.

    Esteban.

  4. santiagodelrio dice:

    Qué triste cuando se apaga la vida. El lo mágico de estar vivos: uno no sabe cuándo llegará el momento. Entonces??Qué hacemos con los días que nos quedan??
    Yo me voy a la selva. Y a mi regreso me compro la moto. Y hoy no voy a dormir siesta. Nada de científicos ni filósofos cualunques para entender esto. La vida es hoy, mañana tal vez silencio, Paraíso, infierno, Saint Terriens, quién sabe???

    Como niño se entra a la vida y, como viejo, a la muerte.
    Niño, deja ya de romper con la pelota, me dice un paceño. O era deja de romper las pelotas con guitarra? Algo así era. Y no me decía niño. Me decía gringo… Oh, changos.

    Hoy me regalaron una planta gigante en la Paz. Un «plantón». Y un barbado me siguió por todos lados.

  5. Darío: Me hiciste recordar a Héctor Lavoe con El día de mi suerte, esperando el día de su suerte, ¿y hoy qué? Siempre recordaré a Héctor. Me desvié del tema, pero cuando dijiste “suerte” recordé esa canción.

    Emily: Qué bello lo que dices, tienes toda la razón. Un abrazo y gracias por estar siempre por acá.

    Che Esteban: Es cierto, lo importante de vivir es sentirnos vivos. Yo también te quiero mucho.

    Santiago: Nos vemos en Saint Tèrriéns. ¿Qué harás con el “plantón” por toda la selva?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s