La indiferencia no es de todos

Publicado: diciembre 3, 2007 en Sociedad
Etiquetas:, , , , ,

Esta mañana, en una entrevista para La W, la señora Yolanda Pulecio, madre de Íngrid Betancourt, dijo que los colombianos somos un pueblo al que no le importan los secuestrados. Agregó que países como Venezuela y Francia sí entienden su dolor y están solidarizados con su causa.

En diversas oportunidades he usado mi blog para recalcar que la indiferencia y la falta de memoria de los colombianos contribuyen a que el conflicto permanezca. Pero hoy, cuando las palabras de Yolanda Pulecio me hicieron parte de la colada me sentí indignada. Yo entiendo su dolor, pero no sólo el de ella. Entiendo el dolor de miles de colombianos, de centenares de familias que tienen a sus familiares en la selva. Incluso, familias en condiciones más desesperantes que la suya porque sus secuestrados no hacen parte del grupo de los “importantes” sino de los demás, de esos que no son políticos, militares o extranjeros, de esos que no caben en las listas de los acuerdos humanitarios, de esos de los que nunca envían pruebas, de esos de los que no se sabe nada, ni siquiera si están vivos. De esos que vienen de barrios y pueblos llenos de gente indiferente porque así los educamos, así los formaron años y años de injusticias y malos gobiernos.

A veces pienso que el dolor la ciega para entender, es absolutamente comprensible. Pero otras veces encuentro tanto raciocinio en sus palabras que me cuesta entender muchas de sus posiciones. Cada cual es libre de entender la situación según como la padezca, pero decir que Venezuela y Francia sí entienden su dolor es una afirmación que desprecia a los colombianos que entendemos el conflicto y padecemos junto con usted los dolores de esta guerra. Además, es lógico que estos países condenen lo que sucede en Colombia con los secuestrados, ¿quién no lo haría? ¿Será que los demás países en el mundo no rechazan estas prácticas violentas?

Al afirmar esa indiferencia nuestra desconoce labores como la de la Fundación País Libre, iniciativas de no olvido como la del blog Atrabilioso y centenares de blogs en los que manifestamos nuestra inconformidad con este país injusto. Sé que hay gente a la que parece no importarle, pero también estamos los que seríamos capaces de irnos en masa a la selva a recuperar los colombianos que nos secuestraron. Muchas veces he pensado en eso, en que si al menos un millón de colombianos se movilizara, ¿podría la guerrilla contra nosotros? ¿Secuestrarían un millón de colombianos? Sé que es una idea más soñadora que lógica, pero es así como pensamos muchos a los que la indiferencia no nos ha infectado.

Señora Pulecio, muchos colombianos estamos con Íngrid y con usted, pero también con los demás secuestrados y familiares. Y también estamos con los colombianos desempleados, pobres, enfermos, hambrientos, desaparecidos, huérfanos… con todos los que sufren las consecuencias de un país en guerra. Todos tenemos un drama en Colombia, lo cual no descalifica el de los demás, por eso, antes de llamarnos indiferentes, piense en que son muchas las condiciones de injusticia y muchas personas que las padecen.

Quizás sean más los indiferentes, pero aún quedamos los que no guardamos silencio. Por respeto a nuestra opción de no callar y no olvidar, no desconozca nuestra existencia.

Anuncios
comentarios
  1. Kristina dice:

    Es muy normal que los momentos de tristeza y desespero nos hagan pensar de manera negativa hacia los demás, pero no se justifica, desde ningún punto de vista, que la señora Pulecio, descalifique a millones de Colombianos y califique a un gobierno como el Venezolano que más mal que bien, ha venido afectando las relaciones entre el gobierno y la guerrilla, ¿hasta cuando vamos a seguir dejando el país en manos de la guerrilla y sus secuaces? ¿Cuántos Caguanes hacen falta? ¿Cuántos años más de no gobernabilidad necesita la guerrilla, para dejarnos en paz? No me venga con esas señora Pulecio, estamos cansados de ser los que huelen mal en todos los países y ahora hasta en el nuestro, todos sufrimos cada día la desigualdad, la violencia, el miedo y todas las angustian que nos produce la situación de nuestro país, pero no todos tenemos la fortuna de contar con gobiernos y miles de personas que se compadezcan de nuestro dolor, a Ingrid, le deseo la protección de Dios y que le de fuerza y libertad, a usted le deseo paz en su corazón y sabiduría en su pensar y me solidarizo con los miles de Colombianos que sufren cada día la indiferencia de muchos y las tristezas de otros tantos.

  2. La verdad es que siempre se habla de manera muy personal el tema del secuestro…y lo que hablas del dolor es muy cierto este te ciega y muchas veces no permite racionalizar bien las situaciones…si doña Yolanda tuviera vocería de la masa de secuestrados sería diferente…pero en su tono y palabras…se nota que habla por ella misma…por su hija y a veces siente uno que no por su familia!!! esposo e hijos de Ingrid. Definitivamente es una situación atípica…extraña que empieza con un secuestro…una violación al derecho fundamental de alguien y se continúa como un problema político…donde ninguna de las partas cederá…porque es legitimar el poder del otro…y eso viene de muy atrás…de ella misma como candidata…que quería shampoo de vitrina y de un presidente que iba de salida…que quería dejar “saneado” el asunto…de la zona de despeje…Es cierto que es obligación del gobierno protegernos…pero quien delinque es quien hace el daño…y no por eso la culpa puede ser toda achacable o a una persona o a una institución…como dice el dicho de…quien en el peligro vive en el perece…

    Lo de Chávez!, eso es aparte…se notó que la posición era SIMPLEMENTE POLITICA…previa al referendo…que por demás perdió!!!!y ya están proponiendo que tome otras vías, vías de hecho políticas y constitucionales para “profundizar la revolución”…que tal el dictador…siempre en Venezuela contra Colombia en elecciones…cortinas de humo.

    Gracias por tu escrito… me animó a opinar… buen marketing personalizado para tu blog. Espero continuar activo.

  3. Alias "ciudadano" dice:

    ¿Y será que ella no fue indiferente cuando pidio que liberarán a Granda, autor intelectual del asesinato de Cecilia Cubas, para ayudar con la liberación de Ingrid? ¿No paso por el encima del dolor de la madre de Cecilia Cubas cuando las entrevistaron a las 2 en la noche de RCN? ¿El dolor de ella es más importante que el del resto del país?
    Yo se que la situación del secuestro de Ingrid le da todo el derecho de buscar su liberación, pero tiene que recordar que aquí el problema no es que su hija está secuestrada. El problema es mucho más grande, y no podemos central el conflicto colombiano en historias personales.
    ¿Cúanto tiempo se demorarán las FARC en reemplazar a los secuestrados que liberen en un eventual intercambio humanitario? ¿meses?
    Lo siento mucho por ella y por su dolor, pero Colombia es más importante que Ingrid, y no podemos legitimar el uso del secuestro como herramienta de negociación.
    Prefiero se indiferente con el dolor de una familia que con el de un país.

  4. Emilia Lucía dice:

    Catalina es cierto que muchos colombianos no somos indiferentes ante el tema del secuestro y creo que la Sra. Pulecio lo entiende y de algún modo lo afronta. Considero que ella se refiere a ser indiferentes como colombianos a ver que las altas esferas del Estado ponen por encima del valor de los secuestrados los intereses económicos y gubernamentales del país y que países como Francia y Venezuela si apoyan enormemente la defensa de la causa del secuestro. Ingrid lo ejemplifica muy bien en la carta que escribe y al leer su desgarrador relato veo claramente el rechazo y la indiferencia que siente por parte del gobierno colombiano. Entonces creo que más allá de estar o no dentro de un contexto de la palabra “indiferentes” es mejor no lanzar frases descontextualizadas como algunos de los comentarios que leo: Yo le pregunto a Alías Ciudadano ¿En que radica la importancia para él de x o y persona, acaso los 11 diputados no eran cada uno colombianos, no lo es Clara, Enmanuel, miles de soldados desaparecidos o cada persona como Ingrid?? Cada uno de ellos hacen parte de Colombia, son colombianos llenos de valor e importancia, son COLOMBIA: ese con cada una de sus personas es para mí el país que duele y que importa.

  5. Galo dice:

    Yolanda Pulecio busca la liberación de su hija como es comprensible. Para una madre, cualquier cosa es negociable en ese caso. No se puede exigir lo mismo al gobierno, que debe ser racional y tomar las decisiones que más le convienen al país. Tampoco al pueblo, que recuerda que poco tiempo después del canje se dispararon los secuestros, incluido el de Ingrid Betancourt. Claro que nos duele su secuestro, como el de todos los plagiados. Es precisamente por eso que debemos exigir el fin de esa práctica y el regreso de TODOS los secuestrados a sus casas sin condiciones. Los secuestrados son seres humanos, no una mercancía como la han tratado hasta ahora. Saludos.

  6. santiagodelrio dice:

    Qué terribles las postales de tu país. Todo esfuerzo, por mínimo que parezca, construye, dijo un día el gran pedagogo brasileño, Paulo Freire.
    A no bajar los brazos.
    A seguir viendo…
    Adelante muchacha, que nuestra América pisoteada necesita gente como vos.

    Es hora de empezar a hablar del gran encuentro vulgar.
    Vamos a ver dónde… cuándo…

  7. Kris, Jose, Alias “ciudadano”, Emily, Galo y Santiago: Es esta oportunidad no opinaré sobre lo que cada uno dijo. Sé que es un tema delicado en el cual las opiniones son diversas y hay acuerdo y desacuerdo frente a lo que digo. Es normal. Así que hoy sólo quiero darles las gracias por leer y enriquecer el blog con sus opiniones. También los invito para que no dejen de ver lo que veo. Un abrazo.

  8. dennyrt dice:

    No se como actuaria si un familiar mio estuviera secuestrado. Tal vez plegaría por su regreso pidiendo el intercambio, pero como no es asi, desde la barrera digo lo que ya es sabido: Si se realiza un intercambio una vez, cuando el gobierno capture mas guerrilleros las FARC se encargaran de secuestrar mas para poder intercambiarlos. NO SE PUEDE NEGOCIAR CON DELICUENTES. A veces pienso, hasta mejor una guerra contundente que acabe con estos cobardes asi nos toque a nosotros un poco de ella, pero al menos estaría la esperanza de volver a tener “paz”.

  9. maria perez dice:

    Si nio se puede negociar con deliucuentes, porque Uribe negocio con los genocidas paramilitares y no contento con ello pretendia darles status político? yo quisiera saber porque no nos hemos solidarizado con los familiares de las victimas de los paramilitares, será que aceptan a este grupo y ven como único actor armado a la farc, que si bien hay que rechazar, que pasa con los masacradores. Es cierto que Uribe no quiere porceso de paz a él solo le interesa la guerra caiga quien caiga, ojo ese quien puede ser uno de nosotros o de nuestros familiares. Concientizemonos de la verdadera relidad colombiana y no de la relidad virtual que ha vendido uribe, para porder tapar todos sus aberrantes pecados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s