La tecnología que no entiendo

Publicado: noviembre 28, 2007 en Sociedad, Urbe
Etiquetas:, , , , , , ,

Hace más o menos dos meses que el Paseo Urbano de Carabobo hace parte des mis recorridos habituales. Algunos de los temas que he abordado en el blog han sido inspirados por las dinámicas que se dan en esta calle y que, finalmente, no son más que el reflejo de lo que ocurre en muchos sectores de la ciudad. Hoy no será la excepción y hablaré de los semáforos peatonales en Carabobo.

Yo soy usuaria permanente del semáforo peatonal. Considero que es una de las medidas de seguridad más importantes para los peatones. Por ejemplo, cuando llego a la esquina y el semáforo vehicular está en rojo, la señal del peatonal me sirve para saber si aún tengo tiempo de cruzar. Pero si no hay debo esperar a que vuelva y cambie y los carros se detengan, para no pasar el susto de que arranquen cuando yo esté en medio de la vía.

El asunto en Carabobo es que los semáforos peatonales están ahí desde hace mucho, pero no funcionan. Alguna vez, conversando con los ingenieros, me contaron que la tecnología de los semáforos es complicadísima y que el software esto y la instalación esto otro. Pero ¿tan enredada es como para que en dos meses (o quizás más) no hayan podido concluir la instalación y ponerlos a funcionar?

Yo creo que hay otro aspecto al que sí le falla la tecnología y es a los encargados de ponerla a andar. La pereza y la negligencia puede que sean las verdaderas causas de que los semáforos peatonales de Carabobo no funciones y estés solo de adorno. Esa sí es la tecnología que no entiendo. Para mi las excusas de índole técnico no son siempre verídicas y lo que tienen de fondo es una pereza enorme de hacer las cosas bien y a tiempo.

A veces me sorprende que no haya más accidentes de tránsito en Medellín de los ya hay. Por alguna razón extraña este caos vehicular no genera más muertes de las que podría generar con tanto desorden. De todas formas, la idea es esa, que no haya hechos que lamentar. Pero, ojalá, no fuera por suerte sino por precaución y responsabilidad.

Cuando los semáforos estén funcionando les cuento.

Anuncios
comentarios
  1. Emilia Lucía dice:

    La verdad yo no soy muy usuaria de los semáforos peatonales de mi ciudad, muy pocas veces me fijo en ellos, porque cuando paso una calle me limito a hacerlo por la cebra pero viendo que el semáforo vehicular este en rojo o simplemente atraviezo calles largas que no tienen esta señalización. Pero si es cierto que donde están los semáforos peatonales que nombras, pues deberían hacer lo posible por arreglarlos para que los buenos peatones como tu tengan la seguridad de que funcionan.

  2. Emily: El problema es cuando también los carros están en la cebra.

  3. darioperezb dice:

    La excusa de la tecnología siempre es una escapatoria fácil. En el tema de la electrónica y la informática los límites los da el dinero y la voluntad de invertirlo. Especificamente, en el tema de los semaforos, es sin duda complejo, pero perfectamente realizable con la tecnología actual.

  4. Kristina dice:

    Yo insisto en que los funcionarios, como les dicen a los empleados públicos (y desde hace poco a mi, aunque no lo sea) están cegados por la comodidad que encuentran en estas empresas, a veces me da por creer que hay personas que requieren de vigilancia, pues al no tener el jefe al lado precionandolos, se vuelven tranquilones, peresosos y hasta irresponsables. En este momento la ciudad pasa por un momento crítico, las obras, el clima, los carros, la indigencia y ahora los semaforos. ¡Pobre mi ciudad!

  5. santiagodelrio dice:

    Ciudades… semáforos… caos…
    Cuando abro los ojos y veo el techo de mi pieza… blanco, alto… siento ese tirón en la espalda por lo que abré de enfrentar en breve.

    Cuando es fin de semana, en cambio, que los ojos son alumbrados por el techo de esa carpita verde, entonces todo el cuerpo se relaja, y un extraño regocijo me hace arremolonar en la bolsa de dormir y seguir soñando un rato más.

    Hoy es viernes y no puedo ir a la isla… Maliditas trabajo fuera de hora… Si lo termino hoy, mañana al río. Esta semana compre nuevas varillas para la carpa porque las viejas ya daban lástima.

    Te cuento, Cata, que estoy haciendo un pequeño ensayo fotográfico sobre mi río:

    http://www.panoramio.com/user/680934

    Un abrazo.

  6. Darío: Jajaja, quizás no te acuerdes, pero tu estabas en la conversación en la que hablaban de lo complicada que es la tecnología de los semáforos. Margoth fue la que dijo, jajaja.

    Besitos mi flaco precioso.

    Kris: Como tu lo dices, las obras, el clima, la indigencia, los carros… y los funcionarios públicos que no se mueven (no todos, pero hay muchos enfermos de pereza).

    Santiago: No sabés cuánto te envidio. Ojalá yo pudiera irme al río cada fin de semana. Y ni te cuento hace cuánto no voy. Te tengo que presentar a alguien que también está enamorado de un río.

  7. ÑOÑO NEGRO dice:

    Los semáforos peatonales NO son de gran utilidad. ¡Qué tal uno confiado de un semáforo, y que al conductor le de un ataque al corazón o que este esté boracho! ¿De qué sirven, entonces, estos semáforos?… quiero decir es ke no hay q confiarse, toca ser aún más prevenido… un somple semáforo no te da suficientes garantías.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s