¿Para qué los ejércitos?

Publicado: octubre 29, 2007 en Cine, Sociedad
Etiquetas:, , , , , , ,

Ayer vi Napola, película alemana que narra la historia de Friedrich, un joven de 16 años, de clase humilde, que acaba de terminar su bachillerato elemental. Gracias a sus habilidades para el boxeo es invitado por un profesor de la escuela élite de los nazis a continuar sus estudios en una Napola (National Politische erziehungs Anstalt o Institutos Político-Nacionales de Educación).

Ante la negativa de su padre por el ofrecimiento, Friedrich se escapa de su casa y se introduce en el ambiente militar, inicialmente en lo académico. En la escuela conoce la disciplina, el orden y la obediencia, lo cual no le representa novedad o inconformidad pues encaja perfectamente en el perfil buscado por los nazis. Sin embargo, no olvida del todo el ser compasivo que en el fondo es y no puede evitar verse afectado por las injusticias evidentes a su alrededor.

Casos como el de un joven que aún moja la cama y es humillado diariamente frente a sus compañeros. Finalmente decide lanzarse sobre una granada y terminar con esos días de tortura. También está el caso del hijo de un gobernador, un adolescente que se encuentra allí más por tradición que por gusto y que también pone fin a su vida al no soportar el mundo injusto que lo rodea.

Viendo la película me hacía una y otra vez la misma pregunta ¿para qué los ejércitos? Más allá de la razón obvia de la defensa y el ataque, ¿qué objetivo tiene someter a los seres humanos a tan penosas prácticas? ¿Por qué somos tan primarios de encontrar la solución a los conflictos por la vía más sangrienta?

Las personas que tienen la mala suerte de ingresar a una escuela militar o cumplir con el servicio obligatorio, corren el riesgo de perder su calidad humana y convertirse en unos animalitos rabiosos que sólo responden a las órdenes de ataque de sus superiores. Las prácticas, las instrucciones, los ambientes, todo alrededor de la milicia está encaminado hacia la formación de asesinos. Ya sea dentro o fuera de la ley, de izquierda o derecha, siguen siendo lo mismo, personas entrenadas para matar. Por eso no siento simpatía hacia ningún ejército pues su único objetivo es la destrucción.

Lo más desalentador es que esto no va a cambiar, las filas de la milicia se engrosan cada día, sobre todo en países como el nuestro donde para muchas personas significa una “oportunidad” laboral, qué desconsuelo.

Así pues que esto que digo simplemente se suma a la lista de posts que publico mostrando una sociedad que va de cabeza hacia la destrucción.

Napola, Alemania, 2004. Director: Dennis Gansel. Guión: Dennis Gansel y Maggie Peren. Producción: Molly von Fürstenberg, Viola Jäger y Harald Kügler Música: Normand Corbeil Fotografía: Torsten Breuer. Montaje: Jochen Retter. Diseño de producción: Matthias Müsse. Vestuario: Natascha Curtius-Noss. Reparto: Max Riemelt, Tom Schilling, Jonas Jägermeyr, Leon Alexander Kersten, Thomas Drechsel, Martin Goeres, Florian Stetter, Devid Striesow, Joachim Bissmeier y Michael Schenk.

Anuncios
comentarios
  1. Nina dice:

    El ejército es la cara cobarde de los gobiernos y de sus gobernantes, porque ellos no son capaces de darla.

    Cuando dos personas entran en desacuerdo y no pueden alcanzar una solución a su conflicto mediante el diálogo, tienden a buscar apoyo en otros para sentirse más fuertes e intimidar a su oponente. Si multiplicas todo eso, ¿qué resultado obtienes?.

  2. Me gusta eso que dices de la cara cobarde. Es totalmente cierto.

    Acá circulan campañas para que le escribamos a los soldados, que son los héroes de la patria, que dan la vida por nosotros, etcétera. Pobres soldados matándose en el monte por una guerra que ni siquiera entienden.

  3. Tus preguntas son dificiles ¿para qué los ejércitos? ¿qué objetivo tiene someter a los seres humanos a tan penosas prácticas? ¿Por qué somos tan primarios de encontrar la solución a los conflictos por la vía más sangrienta?. Las respuestas están en la línea de resolver nuestros apegos y complejos.

    Yo digo otra: ¿Para qué las armas nucleares? y como dice Mafalda: No sería lindo despertar a la mañana sabiendo que la vida de Uno depende de Uno mismo, ¿verdad?.

    Video en: http://www.youtube.com/v/8sj-1XEwyEw

  4. Nelson: Yo también sueño con esa mañana, pero cada vez que miro a mi alrededor veo más larga la noche.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s