Tome un ficho

Publicado: septiembre 27, 2007 en Urbe
Etiquetas:, , , ,

¿Cuántas veces no hemos escuchado esta frase de parte de porteros, vigilantes y recepcionistas cuando vamos a solicitar un servicio? “Tome un ficho y pase a la sala de espera” parece ser un tiquete de bienvenida a un lugar donde muere el tiempo.

El aspecto del lugar no es menos alentador. Se encuentra uno con cientos de personas que ya tomaron su ficho y esperan impacientes, con sus ojos fijos en el tablero electrónico, a que por fin llegue el suyo, como si fuera la lotería, como si se hiciera uno millonario cuando el turno aparece. Y a veces hasta se siente uno así.

Por lo general, todos los presentes tienen cara de enojo y desespero. Aunque no sea una fila para quejarse, el hecho de esperar y esperar y ver que la fila no avanza agota la paciencia de cualquiera. Ahora, cuando es para quejarse el ambiente es realmente tenso.

Normalmente, el aire acondicionado en estas salas no existe, por lo que el calor es insoportable. Además, a la gente le encanta hacer diligencias con toda la familia, así que los niños corriendo y fastidiando no faltan.

Y qué decir del personal de atención. No entiendo por qué se nota en la mayoría una pereza para trabajar. Está claro que el ambiente es insoportable para todos, que a ellos les toca aguantarse el genio del que llega a ser atendido, que están ahí todo el día recibiendo solicitud tras solicitud en un ambiente tedioso. Pero nada de eso justifica que sean tan lentos y descorteses.

En conclusión, cualquier diligencia en este país es una tortura. El proceso está mal diseñado por todos lados: personal, tecnología, espacios, todo. Nada contribuye a que la experiencia sea agradable y lo peor es que nadie quiere hacer nada para mejorarlo. Así pues, como todo en este país, toca aguantar y seguir padeciendo.

Anuncios
comentarios
  1. Kristina García dice:

    Definitamente, debe ser terrible tener que atender a miles de personas durante todo eldía quejandose por los servicios de una empresa de la que uno depende, pero peor aún ser el cliente que no se siente satisfecho con la atención, ni con el servicio, ni por los empleados, definitamente los salarios, la escasez de personal, el mal ambiente situacional y laboral, las obras que generan polvo y tacos, son razones suficientes para entender el mal genio que por estos días maneja la ciudad entera.
    Un anecdota: los conductores ya no tienen pasciencia, todos quieren salir pronto del taco, pero lo peor es que una cuadra adelante se encuentran con otro igual ¿a quien no le saca la piedra esta situación? pues hoy casi muero a manos de uno de esos conductores desesperados que no quieren saber de aprendices, ni de tacos, ni de nada. ¡que ciudad!

  2. saintterriens dice:

    El gobierno saintterriense garantiza el buen funcionamiento de sus servicios, pero nuestro Cónsul en la Argentina comenta del mismo modo que doña Cata, Debe ser una patología sudamericana…

  3. Nina dice:

    ¿Qué es un ficho?

  4. Nina: Ahí se me fue una palabra acuñada en mi país, ya que no existe en el Diccionario de la Real Academia Española. Y me acabo de enterar de esto a partir de tu pregunta.

    Un ficho es un trozo de papel con un número impreso que indica el turno de atención para acceder a un servicio. Es como un tiquete o una boleta.

  5. Nina dice:

    Vaya, ahora sí que le encuentro el sentido al post, que por más que lo leía no lo comprendía, aunque me estaba haciendo una idea de que algo así sería.

    Aquí en España, tampoco es que funcionen muy bien estas cosas, las colas también son eternas. Hay personas que se dedican a “guardar cola”, puedes pagarles para que esperen por ti hasta que llega tu turno. Simplemente se le llama “número”. Coja usted un número y póngase en la cola, es lo que te dicen, y a las máquinas que los dispensan, las llamamos “turnomatics”.

    Me ha hecho mucha gracia lo de los niños, es cierto, no sé por qué bendita razón tienen que llevarlos a estos sitios, siempre quiero imaginar que es porque no tienen dónde dejarlos, porque vamos.

    Bien, hoy aprendí una palabra nueva, ficho 🙂

  6. Aquí también están los que guardan turnos en las filas y hasta arman sus mafias en esa labor. Al parecer en Colombia cualquier oportunidad es buena para hacer chanchullo.

  7. estimado dice:

    Estimada catalina,
    lo primero un placer pasear por tu blog, muy agradable la visita, una vez las presentaciones, comentarte que no me sorprende el tema que tratas, ya que en España es igualitoo siempre cuando uno entra en un centro oficial nos tratan como borregos de un lado para otro, tome ticket y espere, no aquí no en la mesa siguiente, en la siguiente no no aquí no es, es en la otra.

    En fin que aqui cada uno hace lo que le sale de su alma y el que paga es siempre el mismo, el que necesita la ayuda.

    Pienso que esto nunca cambiará mientras muchos puestos de trabajo sean por el resto de sus vidas, así se acomodan y sacan sus huevadas, ya están seguros en el trabajo, y son los reyes de su silla cómoda y su teléfono del que se apropian para llamadas personales, que en todos los lugares del mundo pienso que siempre será igual.

    Tengamos fé por el cambio, jeje

    CArlos Calvente

  8. Hay algo que mencionas que es muy grave. Todas esas personas que olvidan ser personas por estar ya fijas en un cargo. No entiendo por qué no hay buenos sistemas de evaluación del personal, no entiendo por qué las empresas se atan a empleados que no funcionan y sólo dan pérdida. Pero creo que sí entiendo, todo esto es pura falta de voluntad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s