No puede haber igualdad

Publicado: septiembre 13, 2007 en Cine, Sociedad, Urbe
Etiquetas:, , , , , , , ,

Babel, del director mexicano Alejandro González Iñárritu, nos muestra la vida de cuatro familias en diversos lugares del mundo. Historias que se entrelazan gracias a un mismo acontecimiento como ya lo había mostrado el director en las dos películas que le anteceden y completan la trilogía: Amores perros (2000) y 21 gramos (2003).

La historia de Babel transcurre alrededor de un accidente ocasionado por dos niños marroquíes que apuestan quién tiene mejor puntería con el rifle. Al disparar a un autobús en movimiento, hieren a una ciudadana estadounidense que viaja con su esposo. Los hijos de la pareja se encuentran en Estados Unidos al cuidado de su nana mexicana que ese mismo día debe cruzar la frontera para asistir al matrimonio de su hijo. Al otro lado del hemisferio se encuentra una adolescente japonesa sorda cuyo padre es buscado por la policía ya que el rifle que usaron los niños es de su propiedad.

Español, inglés, japonés, árabe y lenguaje de señas se unen en esta historia para mostrarnos una realidad más allá de las diferencias del idioma. Nos muestra más allá, donde la cultura, las creencias, la clase social, el color de la piel, crean abismos más profundos que el simple hecho de hablar una lengua diferente.

El mundo y sus cotidianidades se reflejan en Babel, la verdad de que nunca encontraremos un lenguaje común a todos, la verdad de que los seres humanos no pueden entenderse ni dentro ni fuera de sus fronteras. Esa línea que separa un territorio de otro no es física, si fuera así podría ser más sencillo cruzarla. Esa barrera está adentro, en el alma de cada ser humano. Cuando salimos a la calle siempre sentimos que hay gente superior e inferior a nosotros, y a partir de esa percepción se desatan toda clase de sentimientos: envidia, compasión, empatía, odio, rencor, piedad. Los hay de toda clase, los hay buenos y los hay aún más de maldad.

Y así estaremos siempre, porque las diferencias seguirán latentes todo el tiempo. En unos casos para construir y en otros para destruir. A cada cual le queda en la conciencia la forma en que aprovecha y hace uso de sus propias diferencias, de sus ventajas y desventajas. Como se puede ver en Babel, donde algunos pierden más que otros según el rol que tengan en la sociedad.

Babel, EE. UU., 2006. Dirección: Alejandro González Iñárritu. Guión: Guillermo Arriaga. Producción: Alejandro González Iñárritu, Jon Kilik y Steve Golin. Música: Gustavo Santaolalla. Fotografía: Rodrigo Prieto. Montaje: Stephen Mirrione y Douglas Crise. Diseño de producción: Brigitte Broch. Vestuario: Michael Wilkinson. Reparto: Brad Pitt, Cate Blanchett, Gael García Bernal, Elle Fanning, Kôji Yakusho, Rinko Kikuchi, Adriana Barraza, Nathan Gamble, Mohamed Akhzam, Peter Wight, Harriet Walter, Trevor Martin, Mónica del Carmen.

comentarios
  1. Cristina García dice:

    El mundo y sus desigualdades, parece que desde que nacemos estamos marcados para ser diferentes, no solo en lo personal, emocional e intelectual, sino también, en la posición social y económica. Es una triste realidad con la que luchamos cada día, pero que al final del tiempo tenemos que saber sobrellevar y aceptar.

  2. yo la vi, es muy buena. saludos. aunque amores… es mi preferida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s